Así lo vimos

Chivas está listo, México no

Suena genial, una idea vanguardista, un paso adelante, un modelo de negocios digno de nuestros días.

Chivas TV puede ser un paso adelante, tal vez 5 o 10 años delante de su tiempo. Son ciertos los datos que José Luis Higuera presentó el miércoles, el 60 por ciento de los mexicanos tiene acceso a internet y la mayoría accede desde su Smartphone, el detalle, es saber cuántas personas acceden a modelos de pago por ver.

Seamos realistas, los mexicanos no usan internet para pagar por servicios. Lo usan para acceder a contenidos gratuitos. Aquellos que ven futbol en su computadora lo hacen por medio de plataformas piratas como Roja Directa o similares. ¿Cuántos sitios “deportivos” tuvieron su auge poniendo ligas ilegales para ver eventos?, en Twitter no se puede hablar de ningún evento sin que los primeros comentarios de respuesta sean: “¿Tienes una liga para verlo?”. A eso están acostumbrados.

Tampoco compran música en iTunes, para eso está YouTube y mucho menos pagan el paquete de HBO para ver el estreno de Game of Thrones, para eso hay muchas páginas que suben de forma ilegal todas las series que se nos puedan ocurrir. Sí, está el extraño caso de los que aman Netflix y lo defienden a capa y espada, pero esa no es la gente que quiere ver Chivas TV.

Ya están frente a su PC y se las van a arreglar para ver el partido gratis y de todas formas exigir una transmisión de calidad y un equipo lleno de figuras.

Las proyecciones de Higuera son ambiciosas, habló de tener entre 500 y 700 mil cuentas activas, lo cual representaría ganancias estratosféricas, unos 250 millones de pesos por el Clásico Nacional y 62.5 millones de pesos por cualquier partido de menor rango.

El producto Chivas es Premium y tiene un mercado enorme en México, pero los mexicanos no vamos a cambiar de la noche a la mañana, no tomará seis meses convencernos de que el futbol se ve mejor en un dispositivo móvil (cuyos datos y batería no aguantan un streaming en vivo de dos horas) que en las pantallas gigantes de una cantina y mucho menos pagar por algo que hasta hace dos meses, era gratis. 

carlos.contreras@milenio.com

twitter@CCLegaspi