Así lo vivimos

'Chicharito': La mejor opción, en el peor momento

Iker Casillas salió a dar la cara en el vestidor de Anoeta el domingo por la noche: "con lo que ha pasado que vamos a hablar de Chicharito y los refuerzos". La voltereta de la Real Sociedad prendió los focos rojos y convirtió a los merengues en la burla de los resúmenes deportivos del domingo.

Para colmo, no ficharon a Radamel Falcao y se tienen que conformar con un delantero que no ha sido titular en dos años. Pero los dos millones de euros de la sesión de Hernández dejan claro que no es el jugador que viene a rescatar y mucho menos cubrir los huecos que dejaron Xavi Alonso o Ángel Di María.

Chicharito viene a meterle presión a Karim Benzema; compararlos es absurdo, el francés lo supera en manejo de balón, pero el mexicano es oportuno, justo lo que necesita para que el titular se sienta amenazado y le quede claro que no es el único 9 en la plantilla.

También están de más la voces que aseguran que el ex Manchester United no es jugador para el Madrid, pues el club lo sigue desde hace tres temporadas.

En la relación costo-beneficio, no hay forma de que su fichaje sea un fracaso. El problema es que hoy tiene todo en contra, ante las salidas de los últimos días, el campeón de Europa esperaba otro golpe mediático y no pudieron darlo.