Juego limpio

De vergüenzas y desvergüenzas

Precisamente porque el Cata Domínguez se mostró tan cínico y desvergonzado al decir “vergüenza es robar, hacer algo indebido, esto solo es jugar mal, desatender el segundo tiempo y eso fue lo que hicimos”, y porque algunos de los seleccionados tomaron la misma postura en aquel despiadado y vergonzoso 7-0 frente a Chile, nos damos cuenta de la desfachatez y la nula moral deportiva que prevalece en muchos de nuestros futbolistas.

Es fácil observar cómo su mentalidad se ha degradado tanto que ya no distinguen lo que es patético de lo que es triste o simplemente preocupante… hablar con tal desvergüenza es un indicio de que estos perdedores han olvidado lo que implican ciertos valores deportivos y sociales, como por ejemplo, el honor deportivo, el respeto al aficionado, a sus compañeros, a su club, a sí mismos, etc.

Insistir con esa estúpida frase de “vergüenza es robar”, indica que para este futbolista profesional, no hay valores más allá de eso… implica que la entrega, la inteligencia deportiva, el amor a la camiseta, la historia de sus equipos, el amor que miles de aficionados sienten por esos colores, la admiración que sienten por los futbolistas, el valor ético de pertenencia a un equipo “profesional”, etc,. no cuentan para nada… para un inepto como el Catita Domínguez, el llegar a un estadio, uniformarse, salir al campo y regresar a su casa sin importar el resultado y sin sentir nada de nada si gana, empata o pierde, se ha convertido en algo automatizado, y por lo tanto sus sentimientos no reflejan lo que se hizo o se dejó de hacer en ese juego… El Cata no siente vergüenza al perder, y por consiguiente, no sentirá tampoco alegría u orgullo al ganar, finalmente, la vergüenza solo está ligada con el robar.

Qué manera de acorrientar su profesión y de ignorar sus obligaciones. Qué forma de deshonrar su trabajo y pisotear los sentimientos del aficionado… nadie le pide que robe, solo que se sienta avergonzado por esa derrota tan dolorosa

PD. Qué poca empatía con su afición. 

carlos.albert@milenio.com

twitter@calbert57