Juego limpio

La torre de Babel

Así he bautizado a la Liga Mexicana de Futbol profesional desde hace años y la realidad actual me sigue dando la razón. Resulta verdaderamente estúpido y absurdo el ver cómo los dueños del balón, ignoran su calidad de “asociados” y siguen jalando cada quién para su lado.

No se han dado cuenta de que son socios del mismo negocio, y de que su producto sería mas grande y mejor, obtendrán mayores utilidades y será un espectáculo más atractivo, si trabajaran de la mano.

Sin embargo, en su afán de sacar ventajas de cualquier tipo, deciden molestarse entre ellos, jalando agua para su molino aunque el socio se esté muriendo de sed.

A mí no me extraña, los conozco bien, y sé que son mezquinos, envidiosos y traidores, sin embargo, no deja de asombrarme su incapacidad para entender cuál es su papel como socios del negocio del futbol profesional.

Esa negativa del León para que su partido de este fin de semana contra el Puebla se juegue a la misma hora que el de la UdeG, los pinta de cuerpo entero, el León ya no tiene nada qué ganar o perder.

Sin embargo, y sin una razón de peso, se niega a darle al torneo un toque de frescura moral, una muestra de sensatez y un detalle de credibilidad, ya que aunque es verdad que el reglamento solo habla de la última jornada como opción para que los equipos que estén en condiciones similares de riesgo en el tema del descenso, jueguen a la misma hora para evitar especulaciones y otro tipo de asuntos turbios; también lo es que ese espíritu ético se está presentando claramente en la penúltima jornada, por lo que cualquier Liga honesta y ética, tomaría al toro por los cuernos y obligaría a estos equipos: Puebla y UdeG, y obviamente a sus rivales, a jugar en el mismo horario para evitar especulaciones, darle credibilidad a su torneo y salvaguardar cualquier situación turbia, pero no; al carajo la honestidad y la ética, al carajo el aficionado, al carajo la moral deportiva, insisto, no me extraña, ésa es la marca de la casa, y aunque la piel del tigre ya no aguanta ni una mancha más, la Liga y la FMF se las ingenian para demostrar que en cuestiones de honestidad está reprobada.

PD. Que con su pan se lo coman.

carlos.albert@milenio.com

twitter@calbert57