Juego limpio

Y sigue la rueda de la fortuna en Chivas

Aunque parezca increíble, Jorge Vergara sigue dando tumbos como chiva loca en vitrina... es obvio que lo suyo lo suyo, es ventilar sus indecisiones y congojas públicamente, ya sean profesionales, comerciales o personales, no sé usted, pero que yo recuerde, nunca he visto a persona alguna ligada con el futbol tan dubitativa mentirosa y confundida como Vergara.

Vuelve a cambiar de técnico a mitad de temporada cuando hace unas semanas juraba y perjuraba que los hermanos De la Torre estarían en su proyecto hasta el fin de la temporada para darle seguridad al plantel y para que trabajaran confiados y seguros... y qué creen... por supuesto, volvió a mentir y decide despedirlos a la de ya.

Ciertamente la situación del chiverío es espeluznante, ya que se está jugando la permanencia en Primera División, con todo lo que esto implica, pero es el momento para recordarle a este personaje, que si Chivas está en esta terrible situación no es por los De la Torre, ni por los enésimos técnicos que ha contratado y despedido a diestra y siniestra, ni por los jugadores que han jugado por debajo de su rendimiento habitual, ni por Angélica Fuentes, a quien le dio poderes para que tomara decisiones, ajenas a su experiencia simplemente por ser su esposa, etc... Vergara es el único responsable de lo que está viviendo Chivas y tiene que aceptarlo y remediarlo antes de que su equipo se hunda irremediablemente, él y solo él ha tomado decisiones absurdas en torno al chiverío, él y solo él ha fracasado una y otra vez, él y solo él debe cargar con la losa del fracaso en Chivas. Lástima que su soberbia siga siendo su máxima característica, y su ceguera continúe arrastrando al equipo más popular de México derechito a la división de ascenso.

En cuanto al nuevo técnico, el argentino Matías Almeyda, poco que decir por ahora, su buen desempeño rescatando equipos en situación delicada en Argentina lo avala, pero no conoce nuestro futbol y eso representa un hándicap muy serio en estos momentos del equipo. Por lo pronto, no le anticipo nada bueno, su principal problema no es el equipo, su infierno se llama Jorge Vergara.

PD. Al tiempo.

carlos.albert@milenio.com
twitter@calbert57