Juego limpio

Por mi raza ¿hablará la legalidad?

Cómo marcar diferencias entre los honestos y deshonestos… los éticos y los inéticos, si al final del camino, todos, absolutamente todos los dueños, las empresas, los hombres de empresa y lideres en su área… y por supuesto LAS UNIVERSIDADES de todo tipo y color, acaban siendo cómplices de las violaciones flagrantes y clarísimas que  se cometen en nuestro sucio y revuelto futbol profesional.

Y destaco con mayúsculas a las universidades porque eso me parece el colmo de la desvergüenza.

¿Qué no se supone que en una universidad se enseña a los alumnos a respetar todos y cada uno de los valores humanos?, ¿no deben las universidades ser crisol de una formación personal y social? Y por tanto, abstenerse de cometer actos internos que violen nuestra constitución en cualquier renglón? ¿Se imaginan ustedes a cualquier universidad ofreciendo contratos ilegítimos o ilegales a sus empleados? ¿Alguien entendería que en las aulas universitarias se enseñase a violar nuestra Constitución? Entonces, ¿Cómo explicarnos que sean varias las universidades mexicanas, (todas de gran prestigio, incluyendo a la UNAM), siendo cómplices de una instancia empresarial que mantiene sus bases legales totalmente ajenas a las leyes nacionales, que no solo actúa fuera de nuestra constitución, sino que además se regodea haciéndolo público y presumiendo su impunidad?

La UNAM, UANL, UdeG, UAG y varias más en Primera A, violan nuestras leyes permanentemente, sin que ninguna autoridad intervenga para evitarlo, ese es el tema hoy, esa incongruencia que muestran las universidades, cuando por un lado pregonan y enseñan en sus aulas el respeto a la ley y a los valores humanos, filosóficos, y sociales del individuo y de la sociedad en su conjunto,  y por el otro, son cómplices vivos y activos de empresas  públicamente delincuenciales desde sus bases. A qué universidad le hacemos caso, a la que pregona valores o a la que apoya y es cómplice de asuntos turbios ilegales y antisociales ¿alguien me lo puede explicar?

PD. Cuán bajo han caído algunas universidades… digo yo, nomás digo.

carlos.albert@milenio.com

twitter@calbert57