Juego limpio

No se puede tapar el sol con un dedo

Aunque vergonzosamente eso es lo que intentan hacer los dueños del balón y sus sumisos federativos en nuestro cada día más deshonesto futbol profesional.

Semana a semana saltan a la luz pública asuntos que deberían servir como alimento de la nota roja en cualquier diario o medio de comunicación, y quizá por eso, por lo reiterativo y repetitivo de estos asuntos turbios, es que la gente los deja pasar como si nada. Sin embargo, nos guste o no, brota repetida y lastimosamente por lo que hay que delatarlos y descubrirlos

Ayer se publicó en este diario una excelente investigación de Héctor González Villalba acerca del dopaje en el futbol mexicano, mismo que arroja números altísimos de doping en el futbol mexicano: “29 en tres años”, y dos casos que dieron positivo en el torneo Clausura 2013 sin que la FMF haya querido dar a conocer los nombres de los dopados, y esto, sin que las autoridades correspondientes hayan querido rascarle mucho al tema

De ese tamaño es el problema del dopaje en nuestro “ético futbol”, ah pero eso sí, qué tal la Liga “Muy X” utilizando a niños en su parafernalia previa a los juegos hablando de “jugar limpio”; y qué tal con su hipócrita “código de ética”.

Hace unas horas, en mi anterior colaboración el lunes pasado, hablaba aquí de temas lamentables y vergonzosos que se han dado en el futbol mexicano durante los últimos 15 días y ahora tenemos este asunto francamente delicado, y como pilón, ahí están las fenomenales broncas entre los porros de Tigres y Santos Laguna, y la que brindaron dos diferentes facciones de la porra de Chivas. Así, o más delicado y brutal el ambiente delictivo en el futbol mexicano… ¿Y los federativos… y los directivos… y los dueños... y las autoridades civiles y deportivas, apá? Como de costumbre y siguiendo el ejemplo de nuestras autoridades gubernamentales en sus tres niveles: ejecutivo, legislativo y judicial… calladitos, escondidos, muertos de risa en sus oficinas y tranquilitos contando su dinero.

Si nuestro querido México se desmorona a pedazos día a día, ¿qué podemos esperar de nuestro deshonesto futbol profesional?

PD. ¡Que viva México, cabrones!  

 

carlos.albert@milenio.com

twitter@calbert57