Juego limpio

Este país nuestro…

Y  al mismo tiempo de unos cuantos, este país en el que pasa todo para que no acabe pasando nada, en el que cambia todo para que todo siga igual, en el que todos hablan y algunos reclamamos para que finalmente nadie escuche, en el cual, lo verdadero y real no cuenta y lo falso es relevante, en el que existe una sobredosis reglamentaria, legal y jurídica provocada precisamente porque “la primera ley” necesita de “una secundaria” para “reglamentarla”, y posteriormente un “apéndice” específico “para pulirla”, y finalmente, “una jurisprudencia” para “interpretarla”, hasta provocar “una confusión” para evitarla, y una marcha para protestarla y enfrentar a los que no la entienden con quienes no la aceptan, y no la quieren ver reflejada en nuestra vida diaria… Este país nuestro, burocratizado y desmembrado, sectorizado y roto por su eje socioeconómico, confrontado día con día, sacrificado en su más profundo dolor y pulverizado en estratos sociales antagónicos, diezmado en sus fuentes culturales y más desarraigado que nunca de su historia y sus costumbres, es el México en el que nace la ley que pretende eliminar la violencia “en los estadios” de futbol para rescatarlo de las garras de los desadaptados que los han convertido en “campos de batalla y zonas” para desahogar en ellos su desesperanza y su falta de raíces.

Por eso no me extraña que personajes como Decio de María, y algunos dueños y directivos de la FMF, salgan a defender lo indefendible, buscando eludir y minimizar la nueva ley que pretende rescatar el espectáculo del futbol profesional de las garras del crimen organizado (porque eso son las barras en la actual modalidad en las que las importó Andrés Fassi a nuestro país).

PD. No le demos vueltas, somos o no somos, ya basta de nadar de muertito, queremos estadios deportivos y deporte, o plataformas de guerra y pandillerismo organizado disfrazado de “seguidores” en los estadios, mucho ayuda el que no estorba señores diputados, si no saben del tema… Sssshhhhh. Así se ven más bonitos.

carlos.albert@milenio.com

twitter@calbert57