Juego limpio

La nota roja en el deporte profesional…

Es tema recurrente en los medios que día a día y con gran exposición nos dan cuenta de las andanzas, tranzas y delitos de todo tipo que se cometen entre personajes destacados en un ambiente que se supone debería ser la antítesis de lo negro y sangriento, así nos enteramos de las golpizas que les propinan algunos deportistas a sus parejas o de los crímenes, incluso asesinatos, o de asuntos sucios que tienen que ver con desfalcos al fisco o de los muchos accidentes automovilísticos causados por alcohol, etc.

Para no ir muy lejos, tenemos varios días siguiendo la pista a tres temas vergonzosos:

1. El entramado fraudulento que ha quedado al descubierto en las altas esferas de la FIFA, tocando a su presidente Joseph Blatter y a otros personajes como Michel Platini, mismos que se suman a la ya larga lista de sospechosos y probables delincuentes de cuello blanco que están siendo investigados y acusados por delitos varios en esta instancia deportiva.

2. Los problemas fiscales que tienen a Messi y a su padre al borde de la cárcel por supuestos fraudes fiscales e impositivos.

3. La telenovela de corte cómico-trágico entre Angélica Fuentes y Jorge Vergara, que ha entrado en su tercer capítulo con golpes bajos, descontones judiciales, sospechas de envenenamiento, etc.

Las delicadas consecuencias

De cada uno de estos asuntos nos deben preocupar mucho, no porque nos importe un comino lo que suceda con esos personajes mencionados, mismos que por mí se pueden ir al carajo desde ya, el problema es que quiérase o no, estos sucios sujetos, se están llevando entre las patas a instituciones y equipos, están poniendo en riesgo páginas brillantes de equipos e instituciones muy importantes que no les pertenecen solo a ellos, están pisoteando la tradición e ilusiones de muchas generaciones de aficionados, de empresas que arriesgan capitales multimillonarios y que confían en el buen manejo del espectáculo que patrocinan, ¿ejemplos? Me refiero a Chivas y su extraordinario pasado, al Barcelona que sin Messi pudiera sufrir fuertes descalabros y decepciones, y en el caso de FIFA, prestigio del futbol como el deporte más popular del mundo, etc.

PD. Pobre deporte, cuántos crímenes se cometen en tu nombre.

carlos.albert@milenio.com
twitter@calbert57