Juego limpio

No tiene la culpa el indio...

Valga la vergonzosa y estridente derrota del Tri para reflexionar seriamente sobre el tema de Osorio, técnico de nuestra selección.

Para empezar hay que dejar muy claramente especificado, que esta paliza de 7-0 que nos endilgó Chile, se concretó en ese juego, pero que fue el resultado de un sistema de trabajo que fue fraguando el técnico durante toda su estadía en el puesto, es decir, nos partieron la madre, no por haber jugado basura en ese juego, si no porque el sistema "cuasi-científico" del hombre de los plumones azules y rojos, y de su libretita de los tesoros que solo él ve, funcionó únicamente para distraer y engañar a los tarugos.

Esta derrota se fue gestando día a día desde que asumió el cargo y empezó su labor de convencimiento y de hipnosis sobre los medios y también sobre sus jugadores, que sin entender un carajo, y precisamente por ello, aplaudían todo lo que decía y hacía este encantador de serpientes apellidado Osorio, sus conceptos confusos, "vértices",... "cuadrantes",... sus dibujitos y su trato amable, fueron suficiente materia para encubrir su poca experiencia en estos niveles de competencia... llegó y como nadie le entendía un carajo, se aprovecho de todos aquellos que queriendo mostrarse muy doctos y muy modernos asentaban con la cabeza a todo lo que este personaje decía.

Osorio ha quedado en evidencia y si tiene un mínimo de dignidad... debe renunciar, sus palabras y su metodología han quedado al descubierto como algo inútil e inservible.

Yo le pregunto a Osorio, ¿en serio cree que de ahora en adelante alguien puede tener confianza en sus plumas azules y rojas, en serio cree que algún jugador se dejará sorprender con alineaciones descuadradas y ajenas a un mínimo de sentido práctico y común?

Osorio no podrá mantener su tesis profesional, ha fracasado rotundamente, y por lo tanto, ha perdido la confianza que el elemento sorpresa le brindó al llegar a nuestro país vendiendo espejitos.... ¿y entonces?... Qué hará, seguir con ese discurso fallido... o cambiará sus creencias y dará un giro de 180 grados... en cualquier caso está perdido, su postura se ha derrumbado y por lo mismo no le queda más que renunciar y buscar otro camino y otra federación que crea en sus tesis absurdas y fuera de todo marco futbolístico.....

Al final del camino solo nos queda reconocer que en el futbol pueden y deben existir cambios y adecuaciones a tiempos, elementos, y otros factores, pero de eso a pretender convertir este bello deporte en un asunto tipo Ajedrez hay un abismo

Renuncie Sr. Osorio, y cuando entienda lo que es el futbol, regrese en busca de una revancha personal.... pero por ahora retírese a reflexionar cuáles han sido los pecados que ha cometido en contra del futbol, guarde sus plumas azules y rojas y déjese de tonterías.



carlos.albert@milenio.com
twitter: @calbert57