Juego limpio

Eso fue un baile

No hay pretextos ni excusas, Tigres le dio un repaso y una lección de futbol al América. Fue tal el dominio y la superioridad, que llegó el momento en que Pablo Aguilar y Paolo Goltz, impregnados de impotencia ante el buen jugar del rival, llegaron a insultarse y agredirse entre ellos, culpándose mutuamente por los errores de marcación. El Ame ya no sentía lo duro, sino lo tupido, incluso, fue triste ver a Marchesín, portero americanista, haciendo corajes y lamentándose por las fallas de marcación de sus compañeros.

La Volpe le buscó por todas partes, pero enfrente tuvo a un equipo muy superior en todos los renglones… técnico, anímico, táctico y deportivo, Tuca le dio una lección y nuevamente, como hace apenas unas semanas durante la final del torneo anterior, le ganó.

América ha recibido 8 goles en los últimos 3 juegos, y antier no recibió más porque el árbitro le perdonó dos penaltis clarísimos en contra y porque Gignac no salió fino.

Mención aparte merece Jürgen Damm, quien ofreció un concierto de velocidad y buen futbol por la banda derecha, haciendo añicos a Osmar Mares, quien no pudo detenerlo de ninguna forma

Damm me recordó a Paco Gento, aquel extraordinario velocista ala derecha del Real Madrid y de la selección española que volaba pegado a la raya. Qué velocidad de este muchacho y qué sacrificio para bajar a defender cuando se le requiere.

A pesar del baile que le endilgaron al Ame, creo que por momentos vimos un buen juego, ya que las individualidades da ambos equipos se mostraron en su máxima expresión, imposible negar el esfuerzo que exhibieron ambos equipos, pero finalmente se impuso el mejor, e indudablemente ese fue Tigres.

Vale la pena mencionar que vimos sendos golazos que fueron la cereza en el pastel: muy bueno el de Peralta, y extraordinarios los de Zelayarán y Sosa.

Lamentablemente el arbitraje nuevamente fue un desastre, y si no explotó el juego fue porque finalmente la goleada de Tigres borró cualquier duda, pero qué vergüenza de arbitraje.

PD. Que dice La Volpe que está tranquilo… y cómo no, si ya se acostumbró a perder los juegos importantes. 

carlos.albert@milenio.com

twitter@calbert57