Juego limpio

La lesión de Hiram Mier

No tiene justificación alguna, me queda claro que el único responsable de tal situación es el árbitro del encuentro Sr. Miguel Ángel Ayala, ¿por qué?... Muy sencillo, porque él sabía perfectamente bien que en esas condiciones de encharcamiento brutal, la cancha no cumplía reglamentariamente, y también sabía que al permitir que se jugara estaba exponiendo a los jugadores a una lesión, situación que finalmente se dio con Mier.

¿Por qué permitió que se jugara? También muy simple, porque sus jefes se lo exigieron vía telefónica, ¿Y quién le exigió a la Comisión de Arbitraje que no suspendieran el juego? Muy fácil, los dueños de las televisoras, que como ya sabemos por sus acciones recurrentes, deciden de manera unilateral y solo piensan en su negocio… ¿El espectáculo?... ¡Vale madres!... ¿El jugador?… También… No nos hagamos bolas, así se manejan los dueños del balón, absolutamente dominados y controlados por quienes piensan que por tener los derechos de transmisión pueden manipular, e incluso arriesgar la salud del jugador exigiendo que se juegue en esas condiciones absurdas y peligrosas… Esa es la calidad moral de quienes controlan vida y milagros en la amoral Liga “Muy X”… Ahí les hablan señores dueños y Comisión de Arbitraje y árbitros obedientes… Hiram Mier se lesionó por su negligencia y falta de escrúpulos y honestidad, y me pregunto, ¿con qué cara podría reclamar el Monterrey en este sentido si ellos son parte del problema? ¿De dónde o cómo se atreverán los directivos del Monterrey a reclamar si ellos son parte de esa mafia llamada FMF, y son parte de quienes no solo han permitido, si no aún más, han decidido que las cosas se manejen así de sucias?

Señores directivos, me imagino que para ustedes, acostumbrados a trabajar en ese lodazal llamado Liga “Muy X”, no será raro caminar entre el fango, pero les recuerdo que jugar futbol en esas condiciones de clima y lodo resulta imposible e inapropiado, no solo para el jugador, sino por elemental sentido de respeto hacia el aficionado que paga un boleto, o incluso, para el que lo pretende disfrutar por televisión.

PD. ¿Así o más valemadristas nuestros federativos, dueños, y árbitros? 

 

carlos.albert@milenio.com

twitter@calbert57