Juego limpio

¡Qué vergüenza!

Una vez más Juan Cambios Osorio nos dejó claro que su sistemita de rotaciones por decreto no sirve más que para confundir y despintar lo ya pintado, para desbaratar lo ya avanzado y para borrar lo ya anotado. Le pregunto a usted con todo respeto amigo aficionado, ¿a qué jugó el Tri frente a Panamá?.... ¡A nada! Eso fue un desmadrito asqueroso, cero entendimiento entre jugadores, cero entendimiento entre líneas… cero futbol.

El equipo dominador fue Panamá, el equipo que más lo intentó fue Panamá, el equipo que mostró deseo y necesidad de ganar fue Panamá… y tampoco tuvo una actuación medianamente buena, así que nos tuvimos que endilgar un fiasco de partido. Alguien comentaría que ese fue un juego típicamente concacafkiano… y tendría razón.

El Tri fue un fantasma sobre la cancha, no le encontró nunca la cuadratura al juego, corrían tras el balón que muy pocas veces llevaba buen destino, o correcta dirección, se trabaron en conflictos y roces personales constantemente, cayeron en el juego sucio, jugaron como le convenía al rival, no tuvimos personalidad ni esquema propio, y aunque me digan misa… estoy seguro de que gran parte de ese mazacote se debe a tanto cambio en la plantilla. Por más que digan que los resultados de Osorio son buenos, yo creo que el Tri está perdiendo consistencia e identidad juego a juego.

Si el nivel de este Hexagonal es pésimo… el Tri no es la excepción.

¿Que rescataría usted de este partido? Es pregunta de buena fe, olvídese de mi opinión, si vio el juego, por favor escriba en una hoja tamaño carta las virtudes que observó en el encuentro y en el Tri… le garantizo que no ocupará más de dos renglones.

Cinco cambios de inicio en la alineación, representan prácticamente la mitad del equipo… ¿Cómo se puede esperar entendimiento y congruencia deportiva de esa manera?... En ningún trabajo en equipo resulta conveniente estar cambiando inopinadamente de lugar, o de obligaciones y lugares al personal… la repetición es clave, el conocimiento del compañero también, etc.

PD. Esa absurda rotación solo consigue intensificar y afianzar esa maldita irregularidad que aqueja al Tri. 

carlos.albert@milenio.com

twitter@calbert57