Juego limpio

Es intolerable, inaceptable y asqueroso

Lo que pasó en el Jalisco, violencia brutal casi animal en las tribunas, sobrecupo irresponsable, policías gravemente heridos, petardos, palos, bengalas, absoluto sinsentido deportivo, falta de vigilancia, falta de supervisión de todo tipo de autoridades.

Ciertamente hay diversos actores involucrados en estos delitos pero no podemos ni debemos distraer la atención de los culpables por omisión, no solamente a los desquiciados porros que se comportaron como animales drogados… A esto se llegó porque la Liga “Muy X” y los dueños del balón, han ignorado permanentemente los múltiples avisos y antecedentes de este tema: la FMF, la Liga “Muy X” y los dueños, han subestimado el tema de la violencia constantemente y se han conformado con explicaciones simplistas y superficialonas. Al amparo de sus influencias cuando se toca el tema, Decio de María solo da la cara en asuntos menores, pero se ha mostrado ausente y lejano de este tema. Hoy tenemos a varios policías gravemente heridos, y apuesto lo que quieran, a que Decio de María no hará nada más allá de su boletín diciendo que la “Liga reprueba los actos…”. Nomás faltaba…

DECIO DE MARÍA DEBE RENUNCIAR…

¿Se vale señalar solo a los energúmenos animales que participaron activamente en este ejemplo de brutalidad?

Esto no es nuevo, por el contrario, hemos insistido constantemente en la expansión creciente de la violencia dentro y fuera de las canchas, pero nada pasa, el silencio como principal escudo de Decio de María, ha servido para incubar tanta violencia y encono… La Liga “Muy X” está cada día peor, sin calidad deportiva, con una administración ausente y plagada de ilegalidades y vicios, con muchas manifestaciones de violencia solapada y permitida por autoridades deportivas y gubernamentales… De mal en peor.

PD. La Liga “Muy X” provoca y fomenta la violencia por su actitud omisa y permisiva… Ya basta de tanta ausencia de autoridad y responsabilidad, Decio de María no ha podido resolver problemas cada día más obvios, delicados y peligrosos. 

carlos.albert@milenio.com
twitter@calbert57