Juego limpio

A sus hijos, ¿los dejarían seguir jugando?

Les pregunto a los del cuerpo médico del América, a Matosas y al árbitro del juego, después de ver lo que hicieron con Oribe Peralta.

No se necesita ser médico ni experto en traumatología para darse cuenta de que el golpazo que sufrió Oribe Peralta al chocar con el portero Humberto Hernández, fue de mucho peligro, bastaba verlo para darse cuenta de que Peralta estaba conmocionado, y sin embargo, a nadie le importó tal situación, valiéndoles madre la salud y la vida del jugador, y para colmo ahora salen con el estúpido pretexto de que “el jugador insistió en que se sentía bien y quería seguir jugando”.

Así lo dejaron regresar al campo para seguir jugando con todo el riesgo que esto implicaba… Eso se llama ser un inconsciente e irresponsable.

¿Cómo aceptar que nadie se haya percatado del estado de semi-inconsciencia de Peralta, y por lo tanto, que nadie lo haya atendido como mandan los protocolos médicos en esos casos? El mismo jugador ha reconocido públicamente que cuando regresó al campo “estuvo perdido y sin saber dónde estaba durante por lo menos 10 minutos, que no recuerda nada de esos 10 minutos”… Y eso señores, se llama conmoción cerebral, es la forma más leve de un traumatismo cerebral, y eso señores, es una lesión muy delicada que pudo haber terminado fatalmente, y eso señores, es un ejemplo clarísimo de la falta de atención medica adecuada, y lo peor, es que no es la primera vez que vemos esto en la Liga “Muy X”, este valemadrismo es el común denominador en nuestro mediocre futbol, esta falta de respeto hacia la salud del jugador es la constante en la Liga “Muy X”, les vale gorro la salud y la vida del jugador.

Para el cuerpo médico del América y para Matosas no hay forma de evadirlo, ellos y solo ellos, son los directamente responsables de este tipo de faltas a la ética deportiva, y de la mala práctica médica en estos casos, no hay forma de evitar su irresponsabilidad en este asunto.

PD. ¿Señores doctores y técnicos del América, si fueran sus hijos, los dejarían seguir jugando después de una conmoción cerebral?

carlos.albert@milenio.com

twitter@calbert57