Juego limpio

Somos o nos hacemos

Cuando se comenta la inmundicia en que está metido nuestro futbol tan lleno de malos manejos, por ahí saltan algunos defen$ore$ de oficio gritando que los problemas e irregularidades no son solo de aquí, a esos les contestaría con la clásica “mal de muchos, consuelo de tontos”.

Es cierto, la deshonestidad en muchas de sus vertientes, no es exclusiva de nuestro futbol, la vemos y vivimos en muchos otros países, federaciones, confederaciones y ligas del mundo, pero ojo, mucho ojo, la respuesta es muy sencilla… sí, en otros países y deportes también existe corrupción y suciedad, pero mientras en nuestro deporte cuando se descubre, y hasta cuando se comprueba el delito, la falta o la corrupción, no pasa nada de nada, y nadie paga por ellos, en otros países sí se pagan las consecuencias de esos delitos, caiga quien caiga y trátese de quien se trate.

Ahí están los degradados beisbolistas dopados, cuando el fisco español descubrió que en el millonario fichaje de Neymar  había gato encerrado, el escándalo comprometió al papá del jugador y al presidente del equipo, el primero tuvo que pagar millones de dólares, y el segundo, tuvo que renunciar. Un futbolista histórico en Alemania, Uli Hoeness acaba de recibir una condena de tres años y medio de cárcel por evasión de impuestos durante su gestión como director deportivo del Bayern Múnich. En EU varios jugadores de equipos importantes en la NFL han sido encarcelados por diversos, ahí está el asunto de Lance Armstrong, ciclista multicampeón de la vuelta a Francia, degradado y tirado a la basura internacionalmente por doping, mientras que  aquí, en nuestro amoral y asqueroso futbol profesional amanecemos con más mugre día con día, y no pasa nada de nada, esa es la gran diferencia, en nuestro futbol se tolera y se fomenta violencia, delitos y corrupción por todos lados, y nunca se penaliza a los delincuentes. ¿Un último ejemplo?, la solicitud de dinero a los jóvenes y niños en fuerzas básicas de equipos profesionales con la promesa de ayudarlos a “escalar hacia el primer equipo”

PD. Es lo mismo, pero no es igual.

carlos.albert@milenio.com

twitter@calbert57