Juego limpio

De futbol y suerte

Sé que el triunfo es el padre de todas las explicaciones, también sé que a la hora de un análisis futbolero, el triunfo empaña cualquier crítica, pero aun así considero que vale la pena reflexionar a cerca de la actuación del Tri en esta primera fase de la Copa América.

De entrada, no creo que nuestra selección esté mostrando un avance en ningún sentido, ha jugado tan bien o tan mal como suele hacerlo siempre, con altibajos de calidad y con descontroles ya conocidos, es más, creo que ha corrido con suerte, aunque reconozco que algunos jugadores han tenido un buen rendimiento.

Como no se trata de personalizar, prefiero generalizar para tratar de entender al Sr. Osorio, cosa que sinceramente me cuesta mucho trabajo.

Creo que el técnico nacional (hasta hoy) aunque “muy rollero”, es una persona seria y amable, que ha marcado una diferencia en cuanto a su trato con la prensa y con los jugadores. En ese sentido el Tri ha ganado en cuanto a relaciones públicas, ya que hasta el momento no hay queja que señale al técnico nacional, aunque hay que reconocer que cuando las cosas salen bien nunca hay quejas ni problemas de comunicación… ya veremos.

Sin embargo, y quizá por mi experiencia personal en el futbol mexicano, por lo que veo en el futbol mundial, y por mi edad, sigo sin entender ni aceptar esa necedad llamada alternancia que emplea el Sr. Osorio.

Tengo más de 55 años viendo y jugando futbol, y no recuerdo que ningún técnico haya decidido alternar jugadores (salvo porteros, y en algunos casos muy marcados). Lo lógico es que exista una lucha justa entre jugadores para ganarse la titularidad en buena lid, a través del bien jugar, entrenar y comportarse como profesionales, cuando la titularidad es algo rotativo se pierde esa conducta competitiva en el seno del equipo.

Rotar jugadores en una selección nacional evita que jugadores de diferentes equipos que por obvias razones no se conocen ni se re-conocen en la cancha, pierdan confianza y se desubiquen frecuentemente.

En fin, sé que Osorio insistirá con su esquema y le deseo mucha suerte, ojalá que su teoría de la alternancia le funcione.

PD. Educación, no mata lógica deportiva..  

carlos.albert@milenio.com

twitter@calbert57