Juego limpio

La fiesta grande…

 Acabó siendo la copia de la fiesta chica, o sea, una Liguilla que desnuda la perniciosa irregularidad de los equipos y la de nuestro futbol, cómo explicar que de los equipos que ocuparon los primeros cuatro lugares de la fiesta chica, ninguno pudo seguir en la Liguilla.

¿Quién hubiera apostado a que esto sucedería? Se entendería que alguno de los cuatro primeros perdiera, pero de eso a entender que no haya avanzado ninguno, se necesita una explicación muy difícil más allá de la mediocridad del torneo.

Otro síntoma de descomposición y medianía de nuestra mediocre Liga “Muy X” es la gran cantidad de goles que recibieron algunos equipos en esta Liguilla, por ejemplo el América que se comió siete o el Atlas que aceptó cuatro en un solo juego. Es cierto que hemos visto algunos pasajes muy agradables y emocionantes, así como golazos increíbles, pero en el resumen de lo que va de esta Liguilla, mi percepción no alcanza a justificar la irregularidad que he visto, aunque muchos parecen estar muy contentos por lo que han visto.

EL COMAL LE DIJO A LA OLLA

Me parece que ya nadie podrá seguir justificando la rampante violencia que vive el futbol mexicano, palabras van y vienen, pero los de pantalón largo insisten en mantener su postura hipócrita y cínica, por un lado lloran y se quejan de la violencia, pero cuando tienen que tomar cartas en el asunto, vuelven a lo mismo, cuando se necesita seriedad y congruencia para borrar ese delicadísimo tema, se esconden o buscan la forma para no ser sancionados en función de sus influencias…

VIOLENCIA ANUNCIADA, CINISMO DESVERGONZADO

Ahora resulta que los directivos salen a dizque quejarse de los violentos: Vergara, Ricardo Salinas, Guzmán, etc. ¿Defensores de la pulcritud y limpieza de sus equipos?... Vaya cínicos, ¿ahora sí existen temas delicados y sucios? ¿Hasta hoy se dan cuenta de la mugre que ellos han permitido en su Liga? Lo dije desde hace meses, años, y entonces, estos mismos personajes me tildaron de amargado, de negativo… En verdad, ¿alguien podrá creerles a estos explotadores del espectáculo? Y qué decir de Decio de María, un cero a la izquierda.

PD. Lamento decirlo, pero se los dije.   

 

carlos.albert@milenio.com

twitter@calbert57