Juego limpio

¿Y la ética deportiva, "Piojito"?

Pocos técnicos y futbolistas en el mundo tienen la oportunidad de vestirse de gala y enaltecer el concepto de “juego limpio”, como la tuvieron el Piojito y nuestros mamarrachos seleccionados nacionales de futbol, esos mismos que para quejarse como grupo cuando se les critican sus excesos y sus carencias montan en cólera y se conducen como divas, haciendo la dedo señal a la prensa, o fingen demencia en zona mixta para no tener que hablar con los medios, o salen a mal leer un comunicado redactado con las patas para tratar de justificar sus excesos e indisciplinas en plena concentración, etc.

Un delincuente disfrazado de árbitro llamado Mark Geiger le robó a Panamá un triunfo merecido y ganado a ley en la cancha, ya que aun cuando se había quedado con un hombre menos desde el minuto 25 de la primera parte por una expulsión también injusta, había anotado un gol que le daba la ventaja, misma que aguantó a pie firme y que incluso pudo aumentar, ya que fue el mejor equipo sobre la cancha durante todo el juego.

¿POR QUÉ MIGUEL?

Por qué no tuviste la categoría deportiva y la ética futbolística para instruir que el penalti se tirara a un lado si sabias que esa marcación era absurda y falsa… Más que nunca creo que a ti solo te interesa tu bolsillo y tantán, ¿ética, juego limpio?... Ni madres. ¡Qué lástima! Enseñaste pobreza deportiva y complejo de inferioridad, fuiste vulgar en lugar de demostrar crecimiento y clase deportiva, tuviste en tus manos la gran oportunidad de trascender como un grande poniéndole una estrella de autentico fair play a nuestra selección, y acabaste siendo un vividor, y todo para seguir ahí, a pesar de que tu selección fue una murga, un remedo de equipo, un grupo sin coherencia, ni ubicación ni recursos ni orden ni nada de nada.

Y de la Concacaf mejor ni hablamos… otra podredumbre.

PD. No cabe duda, que el que nace para maceta, no pasa del corredor.

 

carlos.albert@milenio.com

twitter@calbert57