Juego limpio

Otro ejemplo del valemadrismo en la Liga Muy X

Días atrás, aprovechando el vergonzoso y criminal trato que le ofrecieron a Oribe Peralta después del golpazo que recibió en pleno juego, expuse aquí mismo, por enésima ocasión, el grave riesgo de vida que corren los futbolistas mexicanos que sufren una conmoción cerebral durante un juego, y puse como ejemplo, la falta de atingencia e inadecuado manejo del traumatismo in situ, o sea, en el instante y en el lugar del golpe, demostrando que a nadie le importa ni la salud ni la vida de un futbolista profesional en la mediocre Liga Muy X. Hoy, precisamente por esa situación tan obvia, parece que la liga prepara una revisión del protocolo de atención para el futbolista en estos casos. Ya era hora.

Sin embargo, ayer, nos enteramos de otro asunto muy serio,  que desde mi punto de vista también tiene que ver con ese valemadrismo e irresponsabilidad que muestran los dueños de los equipos profesionales, en complicidad con la Liga Muy X, en este tema de los cuidados médicos que brindan a sus jugadores.

Resulta que Julio Nava, jugador de Chiapas, dio positivo en el antidoping, y después de revisar el caso, la liga lo sancionó con 8 meses de suspensión, pero anuncia que siguen investigando a Juan Manuel Mejía, doctor del equipo, para ver si resulta corresponsable en este asunto.

Como respuesta a esta situación, obviamente incomoda y delicada, el mencionado doctor, en su afán por defender su posición personal, nos dejó en claro un tema sumamente grave, ya que de su ronco pecho nos dice: “yo no tengo nada que ver con el tema, ya que en ese momento (del doping), estaba como responsable del equipo el doctor Ariel Rojas, médico inexperto que trabajaba con las fuerzas básicas”

What? No cabe duda, una vez más, queda comprobado que a los equipos dizque profesionales les vale madres la salud y los cuidados médicos de sus futbolistas. “El equipo estaba en manos de un doctor inexperto”.

No lo digo yo, lo está diciendo textualmente el médico ¿responsable? del equipo Jaguares de Chiapas.

PD. Insisto, si fueran sus hijos ¿arriesgarían su salud a manos de médicos inexpertos? 

carlos.albert@milenio.com

twitter@calbert57