Juego limpio

Cómo duele…

Por dónde empezar… Quizá agradeciendo al Tri los momentos de buen futbol y pundonor que nos regalaron durante la primera ronda del torneo, y los primeros 80 minutos frente a Holanda, fueron futbolistas con toda la barba, convencieron y mostraron una cara diferente, lucharon por conseguir ese tan soñado quinto partido… Gracias a todos, nos enseñaron algo diferente y muy bueno que nos llenó de esperanza, le regresaron al Tri esa dignidad que había perdido desde hace mucho.

PERO…

Tenemos que aceptar que aunque el árbitro se haya equivocado en esa jugada, ya desde antes habíamos empezado a flaquear, en los últimos seis o siete minutos anteriores al primer gol en contra ya estábamos defendiendo con angustia… Volvimos a aflojar a la hora buena, tenemos que reconocer que Ochoa, que estuvo como invitado de piedra toda la primera parte y fragmento de la segunda, empezó a aparecer y a ser factor… Sin darnos cuenta, nos replegamos y ofrecimos nuevamente esa cara de equipo temeroso que cuidaba la ventaja, ciertamente de manera ordenada, pero finalmente angustiados y esperanzados en aguantar el reloj… Es duro reconocerlo, pero así fue.

Y vino la situación ya tan conocida, cuando no es Maxi Rodríguez, es Sneijder o cualquiera… Un descuido fatal y ppppuuuummmm, el empate en un remate cómodo, tranquilo y sin marca que desquebrajó y desinfló al Tri.

QUE NO FUE PENALTI...

Me parece cierto, pero en nosotros está escudarnos en esa jugada, o en reconocer que no hemos sabido capotear ni resolver este tipo de juegos tan importantes, mi única queja es contra nuestros propios descuidos, en el futbol la moneda no cae siempre a favor, Márquez ya había sido perdonado de una roja en el partido anterior y hoy le tocó la de perder, pero insisto, aunque en ese momento se concretó la derrota, en realidad los responsables fuimos nosotros al no saber manejar un marcador descuidando marcas y perdiendo mentalidad en los últimos minutos… Si les sirve de algo, mentémosle la madre al árbitro, eso no ayudará a que nuestros futbolistas aprendan a competir hasta el último segundo de cada encuentro… Ganando o perdiendo.

PD. Cómo duele estar tan cerca y…   

 

carlos.albert@milenio.com

twitter@calbert57