Juego limpio

Las diarreas de Blanco y Vela

Rebasan los límites de la desvergüenza, y por lo menos a mí, me parece que ni su trayectoria admirable en las canchas, ni su carisma, justifican sus estupideces, ni deben pasar desapercibidas cuando los tipo se pasan de la raya merced a su mal humor; que los aguanten en su casa.

El Cuau dice: “Toda esa mierda de lo de Vela es de ustedes, los medios”, y me parece que ni su falta de cerebro, ni su obvia falta de educación, justifica tan injusto y superficial análisis.

Cuauhtémoc ya debería saber que cuando se es una figura pública se tienen ventajas y desventajas, los aplausos y las críticas vienen en el paquete de ser persona pública. El mismo Cuauhtémoc Blanco le debe mucho de lo que es a esos medios que hoy califica como mierda, sin la enorme difusión que le han ofrecido (por su calidad y claridad futbolística), no tendría lo que tiene, ni sería lo que es. Si nadie supiera de sus cualidades como futbolista, sin el apoyo masivo que los medios le brindan, lo conocerían en su colonia… y punto. Lo que no se vale, es crecer y hacerse de un prestigio apoyado por los medios, para terminar llamándolos “mierda”, desde cuándo, o a honras de qué o por qué, los medios tenemos que cargar con las tonterías, estupideces o errores voluntarios o no, de los deportistas, ¿quién le dijo a Cuauhtémoc Blanco que la conducta errática, evasiva mentirosa, irrespetuosa y equivocada de Carlos Vela debe pasar desapercibida por los medios? Vela es un profesional y le guste o no, todo lo que esté relacionado con su vida deportiva, tanto dentro como fuera de las canchas (concentraciones, viajes, apariciones en lugares públicos, etc.), es del interés del público, y así lo debe entender, si esto no les gusta, que se dediquen a tejer chambritas en la sala de su casa y asunto resuelto. Y si a los 42 años Cuauhtémoc Blanco no ha podido asimilar ni aprender lo que implica ser un profesional del deporte, está jodido. Si en todo este asunto tan mal llevado y pésimamente manejado por Carlos Vela, existe algo de suciedad, toda ha emanado de él… Y vaya que ha sido permanente durante 4 años.

PD. Al César lo del César…

carlos.albert@milenio.com

twitter@calbert57