Juego limpio

La desvergüenza de los directivos

Del futbol mexicano raya en lo patético, muestras de esa actitud feudal, tenemos constantemente, aquí presento el último ejemplo de tal postura personificada por Gustavo Guzmán, presidente del Atlas, quien decidió retener el 80% de su salario a los futbolistas del equipo, con razones absurdas, respaldadas con argumentos fuera de lugar... "Les retuvimos el 80% de su salario a los muchachos porque consideramos que no están rindiendo lo necesario y porque las entradas al estadio han bajado mucho por tal motivo... a veces hay que tomar medidas de este tipo para hacer que reaccione el personal. ¿A ustedes nunca les han bajado su salario?", terminó preguntando en un tono burlón este directivo.

Así se las gastan estos señores del dinero, así piensan y así reaccionan, actuando de manera ilegal y violando los más elementales derechos del trabajador sin miramientos, tratando al jugador como si fuera un muñeco al que se le da cuerda cuando se le necesita, lo mismo que se le arrumba cuando su estado de ánimo los deprime... Hoy estoy contento, cumplo con mis obligaciones empresariales y les pago.... hoy me levanto de mal humor, y les quito el 80% de su salario, porque según explicó este señor "a veces hay que apretarles tantito". Dicho todo esto en una entrevista grupal que concedió a varios medios de comunicación, y en un tonito que delataba su innegable complejo de superioridad. Algo así como "aquí se hace lo que yo diga y como yo lo diga".

Aunque pensándolo bien...

A estas alturas del siglo XXI, los verdaderos culpables de que los directivos traten a los futbolistas con la punta del pie, los humillen, los maltraten, los exploten y los pisoteen... son precisamente ellos, los futbolistas. Que con su pan se lo coman, si en nuestro futbol profesional siguen pululando estos señores, es única y exclusivamente porque el jugador lo permite.

PD. Como decía mi abuelita... el que por su gusto es buey...

carlos.albert@milenio.com
twitter@calbert57