Juego limpio

Destrozando el valiosísimo término de “invicto”

Si nos vamos al diccionario de la lengua española, la palabra "invicto" significa: "Que no ha sido vencido nunca"... Y obviamente, para darle sentido al término y no exagerar hablando casi casi de un tiempo infinito y eterno, esto lo podemos extrapolar a periodos más concretos como por ejemplo "un torneo deportivo"... pero completo.

Comento esto porque me llama mucho la atención la forma en que La Volpe ha podido engatusar a tantos colegas y medios durante tanto tiempo con dos frases verdaderamente inconcebibles e incompatibles con su significado real... la primera es aquella estupidez de que había calificado caminando, lo que en términos coloquiales significa que "se iba a ganar con toda facilidad y sin problema alguno"... y sin embargo se calificó en segundo lugar....o sea, simplemente no ganaste, si eres segundo lugar resulta imposible haber ganado caminando, porque ya hubo uno que te ganó; esto es imposible de rebatir.

Y la segunda estupidez que muchos medios le han comprado a este perdedor es su presunción de seguir "invicto". Aahh, pero "solamente jugando como local en el Azteca". Dejémonos de estupideces y premisas sin fondo ni sentido real, porque si de eso se trata deberíamos empezar a buscar estadísticas de los equipos que han permanecido "invictos" en el torneo actual durante los primeros diez minutos del juego o invictos con la playera azul, o invictos a las doce del medio día, o invictos después de las 5 de la tarde, o invictos en enero, o en febrero, o invictos con su técnico y su corbata de dragones o con su camisa negra, o sus pulseritas, etc... Seamos serios y no nos dejemos llevar por la verborrea estúpida de un fracasado.

Me parece que la terminología debe mantener su real valor y que no es tema menor el darle su peso específico a las cosas para no seguir abaratando palabras cuyo significado debe ser asumido tal cual, quienes las crearon quisieron expresar algo trascendente y valioso... Que La Volpe presuma ese tipo de asuntos y temas estúpidos, no me extraña, es el consuelo del fracasado, pero que los colegas le compren su rollo mareador tan falso y vacío, sí me preocupa.

PD. ¿Ayer perdí... pero sigo invicto?

carlos.albert@milenio.com
twitter@calbert57