Juego limpio

Qué cochinero…

El que se maneja en las entrañas de la FMF y la Liga “Muy X”, ¿alguien me puede explicar por favor, qué fue lo que pasó en el asunto de esa agresión criminal de Aquivaldo en el juego contra Cruz Azul?

Yo escuché y vi en muchos medios de prensa, radio y tv, a Agustín Manzo, director deportivo del Cruz Azul, diciendo que el equipo a su cargo presentaría una protesta oficial en tiempo y forma para buscar que se aplicara el reglamento al jugador americanista por esa entrada criminal, que no era nada personal en contra de Aquivaldo, pero que Cruz Azul, no podía dejar pasar ese tipo de acciones que no eran solo antirreglamentarias, son criminales.

PERO…

De pronto y como por arte de magia, Cruz Azul se hace ojo de hormiga, ignora la entrada criminal, y no vuelve a abrir la boca en relación al tema, silencio absoluto, y colorín colorado… Caso cerrado, nada de protesta.

EN LO “OSCURITO”

A mí me queda claro que las directivas de ambos equipos llegaron a un acuerdo, solo así entiendo tan sucio silencio, algo pactaron América y Cruz Azul, especialmente ahora que el torneo está por terminar.

No es la primera ni será la última ocasión en que los dueños del balón se pasan por el arco del triunfo reglamentos de juego y de competencia para cuidar intereses malsanos, aún pasando por encima de la cédula arbitral… Influencias son influencias.

¿Alguien podrá negar que los dueños del futbol se mueven al más puro estilo de la mafia? Hoy por ti, mañana por mí, y todos calladitos.

AQUIVALDO EL SUERTUDO

Este jugador tiene varias muescas en su pistola, no es tan obvio y bruto como Sambueza, pero también suele ser mal intencionado y agresivo… Y quizá a sabiendas de que jugando para el América tiene licencia de jugador 007 (con licencia para matar) no se mide al intentar lesionar a los rivales. ¿Se acuerdan de aquella sanción que le quitaron en el escritorio porque según el América “Aquivaldo agredió a un rival porque estaba respondiendo a una provocación (¿¿??)”.

PD. Todos los futbolistas son iguales, pero hay unos más iguales que otros. 

carlos.albert@milenio.com

twitter@calbert57