Juego limpio

Que cien años no es nada…

En el América han preparado una serie de actividades para celebrar su centenario, entre ellas, han decidido homenajear a varias de sus figuras legendarias, implementado un sistema de votación vía internet para que sean los aficionados los que definan “un once histórico”. De hecho, ya premiaron al portero más votado, resultando ser Zelada el que aparentemente escogió la afición en ese puesto.

A mí me parece que este método de elección del mejor en cien años de vida es absurdo, inequitativo, irregular, y por lo tanto… injusto. No es justo comparar a jugadores a lo largo de cien años, las condiciones, elementos, circunstancias, aspectos tecnológicos, médicos, científicos, etc., han cambiado muchísimo, las condiciones en que se jugaba, los elementos con que se jugaba, los balones, zapatos y uniformes con los que se jugaba, los avances en medicina deportiva, etc., han cambiado tanto, que me parece una aberración comparar y poner a competir a jugadores a través de cien años.

Por otra parte, es lógico y obvio pensar que la gran mayoría de los aficionados actuales no conocieron a los futbolistas viejos… ni de nombre, y menos saben de su calidad, etc., así que es obvio que sus votos se dirijan a los futbolistas actuales y conocidos, y por si esto no fuera suficiente para demostrar la injusticia de ese sistema de votación, podemos asegurar que los viejos aficionados no sabemos manejar las redes sociales ni dominamos los sistemas tecnológicos, así que me parece que es muy claro el tema: votar por un once ideal para formar el mejor América a lo largo de sus cien años es absurdo, injusto y francamente tendencioso.

¿Por qué no lo segmentaron, por qué no hicieron listados por cada 10, máximo 15 años, publicando las listas de esos jugadores?... Es obvio que lo que hace el América es simplemente una forma de salir del paso, pero de esa forma está discriminando, olvidando y ofendiendo a la mayoría de esos jugadores que son los que le dieron vida, forma y calidad a su franquicia… están burlándose de su historia.

PD. Qué lástima que olviden a sus grandes nombres.   

carlos.albert@milenio.com

twitter@calbert57