Juego limpio

Nada qué celebrar

Por lo menos yo, no tengo nada qué celebrar.

Escribo esto horas antes de que el Tri cubra el formulismo reglamentario de asistir al juego de vuelta a Nueva Zelanda, mismo que culminará con el milagro que nos concedió la Virgencita de Guadalupe, en complicidad con la selección de Estados Unidos, muy a pesar de todos los grandes esfuerzos que hicieron nuestros ínclitos federativos Justino Compeán, Decio de María y Héctor González Iñárritu, para que el Tri fuese eliminado durante el Hexagonal reglamentario.

Qué tendríamos que estar celebrando hoy… Nada, ésta ha sido la peor actuación del Tri en la historia, y lamentablemente esto no es una casualidad, sino una causalidad.

No debemos olvidar este vergonzoso momento, no podemos esconderlo debajo de la alfombra, no podemos darnos el lujo de pensar a la mexicana… “Ya pasó lo peor y ahora hay que ver el futuro con optimismo”… Ni madres, si no aprovechamos todos, las terribles experiencias de los dos últimos procesos mundialistas, estamos jodidos.

Para empezar, creo que a más tardar hoy miércoles, deben estar en el escritorio del dueño del balón las renuncias irrevocables de Justino Compeán, González Iñárritu y Decio de María. Además se tienen que poner las pilas los dueños del futbol para realizar una reingeniería administrativa profunda y total, revisar los esquemas deportivos y los de negocio, proponer una limpia federativa, revisar el manejo de las diferentes “comisiones”, repensar calendarios y torneo, replantear campañas promocionales y publicitarias, olvidarse de amiguismos y compadrazgos, abrirse a la crítica y cerrase a los aduladores profesionales, cuidar y respetar al aficionado como eje de su espectáculo y de su negocio, complementar respetuosamente lo deportivo, lo mediático y lo publicitario, etc; reconocer que estuvieron a un minuto de matar a la gallina de los huevos de oro… Y por sobre todas las cosas, realizar una autocrítica seria para que las cosas mejoren rápida y profundamente.

PD. Si solo van a cambiar de nombres y apellidos en su organigrama, si solo van a nadar de muertito, si solo intentan un engaño más… Mejor ni le muevan.  

carlos.albert@milenio.com

twitter@calbert57