Juego limpio

Ya basta

De tanta mierda y tanta basura, ya basta de mentiras, compadrazgos, amiguismo, influencias y componendas. Para muestra, van dos ejemplos:

1. La vergonzosa “farsa” montada por los árbitros quienes una vez más enseñaron su pobre dignidad, fue patético verlos envalentonados y con cara de “ya basta”, para acabar en lo de siempre, felices porque les ofrecieron “cambiarles los calzones sucios”.

Si su escandalito era solo por dinero, quizá deban estar felices, ya que al parecer, les aventarán unas monedas de más, y tan tan.

Pero les pregunto, ¿y su dignidad señores, la forma en que los tratan, su absoluta dependencia administrativa y ese control total sobre ustedes en la cancha, misma que les obliga a cambiar la redacción de su cédula arbitral?, ¿Y esa petición dizque no negociable para que separaran a su presidente Sr. Rafael Mancilla?, ¿y ese tema de la bendición, palomeo, y visto bueno final que le está dando el secretario de la FMF a las designaciones arbitrales como un control final de las mismas?

¿Y EL ESCANDALITO DE FASSI E IRARRAGORRI?

Sé que Fassi nunca amenazó de muerte al árbitro, eso me queda claro, pero también me queda claro que lo que hizo Fassi, como lo hizo, donde lo hizo y el momento en que lo hizo, merecen un castigo ejemplar, sin dejar atrás la bravuconada del otro presidente, Sr. Irarragorri, involucrados ambos en un pleito de cantina.

Sin embargo, las transparentes, limpias, honestas y dignas FMF, y Liga “Muy X”, decidieron en un fast track, ignorar todo lo que vimos en las redes sociales, y en un abrir y cerrar de ojos, con un golpe de autoritarismo brutal, dejar sin castigo a ese par de directivos bravucones y amenazadores de árbitros, ¿conclusión?, si eres directivo o federativo tienes fuero para amenazar al árbitro, gritarle al término del juego, amenazar al directivo rival, etc,. sin problema alguno.

En este momento tan frágil de nuestro país, en medio de tanta violencia y frustración existente en nuestras almas… La FMF y la Liga “Muy X” ponen el mal ejemplo y permiten “violencia física y presión moral en sus entrañas”.

PD. Y luego se quejan.  

 

carlos.albert@milenio.com

twitter@calbert57