Juego limpio

De árbitros y arbitrariedades

El jueves por la tarde me topé con Edgardo Codesal en MVS y, la verdad, me dio gusto platicar con él; ciertamente, a lo largo de nuestras respectivas carreras, ambas muy largas ya, nuestra relación ha pasado por diversas épocas, muchas veces hemos chocado frontalmente y lo he criticado abiertamente y otras tantas hemos coincidido en nuestras opiniones y lo he felicitado… pero Edgardo es de esos tipos que, para bien o para mal, sabe decir y tomar las cosas frontalmente y también sabe quién le habla de igual manera y, curiosamente, hoy a pocas horas de haberlo abrazado gustosamente, me veo en la necesidad de volver al tema fundamental de nuestro arbitraje….. ¿Qué está pasando con los árbitros mexicanos…? ¡Qué desastre hemos visto prácticamente durante todo este torneo y qué exhibición tan desaseada vimos en esta jornada! Fue patético el arbitraje.

¿El reglamento sí o el reglamento no?

¿Cómo interpretar la actuación del árbitro del Toluca-América, perdonando tarjetas rojas y marcando solo dos penales, pero dejando de marcar otros cuatro claros? ¿En qué parte del reglamento dice que en un juego no se pueden marcar más de dos penales? ¿Por qué tenemos que seguir aflojando y distendiendo el espíritu del reglamento, anteponiendo perjuicios y necesidades ajenas a lo que pasa en la cancha? ¡Carajo! Un penal es un penal en el primer segundo del juego y en el último,  jugadas similares se deben marcar como penales sin importar que se repitan 5-6-7 veces o más en un mismo juego, todos los penales deben ser marcados como tales, sin importar ningún otro elemento ni prejuicio, lo mismo con las tarjetas, y si por aplicar el reglamento existente, se tienen que marcar 23 penales, ¡adelante! Y si por sacar tarjetas rojas de manera correcta se tiene que suspender un juego porque algún equipo se queda con 7 jugadores por expulsiones, ¡adelante! ¿Dónde carajos dice el reglamento, que el árbitro está para sobrellevar el juego y para mantenerlo vivo dependiendo de las circunstancias.

PD. Ya basta de pretextos y suciedad señores, el árbitro está en el campo para una sola cosa… Para aplicar el reglamento, no para cometer arbitrariedades.  

 

carlos.albert@milenio.com

twitter@calbert57