Juego limpio

El "affaire" FIFA aún tiene mucha cuerda

Quizá por falta de tiempo para armar una estrategia para botar a Joseph Rater, quizá porque muchos de los que votaron por él están metidos hasta el cuello en el mismo costal, quizá porque aún persiste y subsiste en la FIFA un halo de instancia supra nacional que considera que sus dirigentes son y deben seguir siendo intocables… El caso es que a pesar de tan comprobados delitos de cuello blanco, y no tan blanco, el capo di tutti capi salió sonriente y entre aplausos de sus socios y cómplices, mientras el futbol se quedó lamiendo sus heridas y revolcándose en su propio vómito.

Sin embargo, aún abrigo esperanza de que el tema no muera y que algunos de los dirigentes honestos, algunos de los patrocinadores íntegros, y algunas de las federaciones y confederaciones saludables que todavía quedan por ahí, reaccionen y decidan oponerse con seriedad y fuerza a este clan de desvergonzados que se ha apoderado del futbol.

Dentro de un año, en 2016, se celebrara en nuestro país el congreso de FIFA, y creo que eso nos da la oportunidad de iniciar una campaña en las redes sociales para boicotear y rechazar ese evento… Ya basta de porquerías, ya basta de una FIFA que aparenta no ver los graves pecados sociales, laborales, deportivos y humanos que la FMF comete intencionada y reiteradamente en nuestro futbol… Por ejemplo: el asqueroso “Pacto de Caballeros”, “la multipropiedad”, “los dobles contratos”, etc., O la complicidad con la violencia dentro y fuera de los estadios o la indigna postura del arbitraje sometido y controlado por los dueños, etc… Temas que se manejan única y exclusivamente en el futbol mexicano, y en ningún otro futbol del mundo, mismos que Rater conoce al dedillo y que arropa abiertamente por sus fuertes nexos con los dirigentes del futbol mexicano.

SANTOS, CAMPEÓN CON ASTERISCO

Lo dije cuando Pumas se coronó habiendo sido el octavo en la tabla final, y hoy lo repito con Santos… ¿Campeones reglamentarios y legales?… Sí, pero ¿los mejores?... No, todo es cuestión de un reglamento engañoso y hueco.

PD. Es lo mismo, pero no es igual.  

 

carlos.albert@milenio.com

twitter@calbert57