Juego limpio

Temas de arrabal y desmadre

Eso es el pan de cada día en nuestro desfondado futbol profesional, dígalo si no ese penosísimo asunto del La Volpe y la podóloga (Vergara), lo del Querétaro y el Atlante, y ahora lo del descaro y cinismo de los dueños del Pachuca y el León, que presumen y se jactan de la multipropiedad en una abierta y clara postura de burla en ese sentido… Más lo que se acumule.

Resulta increíble que a estas alturas del torneo, cuando según Decio de María se está celebrando “la fiesta grande de su Liga “Muy X”, se esté hablando mucho más de los desfiguros y papelones de varios integrantes de la ¿familia? futbolística.

Escuchando a los Martínez, padre e hijo, alardeando de una posible final “en familia”, diciendo que “una final fraterna sería maravillosa… Y que al que obra bien le va bien”, me dan ñáñaras… Nada tienen qué presumir en esta temporada pues sus equipos llegaron a la Liguilla por la puerta de atrás y de rebote, y por si esto fuera poco, aprovechando la impunidad y libertinaje que prevalece en la Liga “Muy X”, también dejan el mensaje de que cada día, está más viva la posibilidad de que el grupo Pachuca-Carso tenga tres equipos en Primera División, ya sea ganando con Tecos la promoción de la Liga de Ascenso en la cancha, o aprovechando la “venta nocturna” que estaría haciendo Decio de María con el cadáver del Querétaro.

¿Se imaginan si se diera la final Pachuca-León?

Papito y júnior sentaditos en el mismo palco, abrazándose en cada gol sin importar de qué equipo se tratase, el Sr. Slim abrazando a la izquierda al papá y a la derecha al hijo según el color del equipo anotador… ¡Qué cosa!

Toda la familia burlándose así de los aficionados de los dos equipos, lastimando sensibilidades de auténticos seguidores, teniendo el champán frío y listo para el brindis, ya que, pase lo que pase, al final del camino habría ganado la familia Martínez, ¿ y los seguidores del equipo perdedor, apá?... Si eso no es asqueroso, si eso no es ruin, si eso no es denigrante, que alguien me explique cómo seguir justificando la mentada multipropiedad.

PD. ¿Así o más descarado? 

carlos.albert@milenio.com

twitter@calbert57