Juego limpio

Solo no ve, quien no quiere ver

Hasta cuándo dejaremos de evadir la realidad de nuestro entorno, hasta cuándo le perderemos el miedo a la verdad, hasta cuándo abriremos los ojos al entorno que nos rodea para ver con claridad todo el panorama, y no solo aquello que no nos inquieta; hasta cuándo entenderemos que para disfrutar de la luz es indispensable reconocer la noche, para disfrutar del color necesitamos contrastarlo con el blanco y el negro…

Si un jugador se rebela ante el infame pacto de caballeros (mafiosos) es un rebelde desagradecido, si un árbitro denuncia anomalías es un resentido, etc., hoy tenemos el caso de Erim Ramírez, hasta hace poco árbitro con gafete FIFA, que decidió demandar a quienes violentaron sus derechos laborales, y además ha denunciado algo que ha sido obvio: esas injerencias e influencias federativas y de los dueños del balón en el trabajo de los árbitros mexicanos.

Ramírez habla de “presiones para favorecer a tal o cual equipo”, reconoce que hay compadrazgos e influyentismos entre la gente de arriba, gente que pesa en la FMF, dependiendo del sapo es la pedrada, “si te refieres al lado tendencioso de que gane tal o cual equipo, pues creo que sí lo hay”, “te dicen ‘hay que cuidar a tal cual jugador’, hay que tratar bien a tal o cual equipo”… así o más claro.

Nada nuevo, así lo he comentado y escrito “desdendenantes”, pero una vez más todo quedará enterrado, con esa desvergüenza que prevalece en nuestro México lindo.

¿Por qué en lugar de sacarle la vuelta a este problema tan serio, no realizan una investigación seria y a fondo?, muy sencillo, porque este asunto salpica a todos los federativos, dueños, comisionados, árbitros y directivos de nuestro sucio futbol profesional.

Pero les guste o no, lo escondan o no, lo que dice Erim Ramírez es absolutamente cierto, el arbitraje en el futbol mexicano es otro de esos tentáculos del pulpo que controla y domina los intereses que tienen que ver con ese pingüe negociazo que se ha convertido en una veta millonaria en dólares para los medios que lo controlan y explotan.

PD. A ver cómo le va a Erim Ramírez después de esta denuncia pública.  

 

carlos.albert@milenio.com

twitter@calbert57