Juego limpio

Proyectos de relumbrón, pero huecos y vacíos

Al igual que los políticos mexicanos, la FMF suele hablar de grandes proyectos y de maravillosos planes. Nuestros federativos, bien asesorados por especialistas en la materia, se mueven en un mundo mediático bien planeado y muy bien proyectado… hasta parecen la pura verdad.

Sin embargo, la realidad de su día a día es otra muy diferente, la FMF es un ente vacío y hueco que trabaja en sentido contrario a lo que sus obligaciones le marcan.

Basta leer los conceptos y principios que su esencia le dicta, para darse cuenta de que son letra muerta… nada de lo que presumen en su estructura se respeta, sus bases fundamentales se han ido desviando poco a poco hasta tomar otra forma, sobre todo otro fondo, que se modificó ya en 180 grados.

Hoy, para la FMF y para muchas otras altas instancias administradoras de este deporte en el mundo, los valores deportivos y el respeto al reglamento de competencia y hasta el reglamento del juego mismo, son letra muerta, a estas alturas del partido, las federaciones de futbol, y la mexicana especialmente, se han convertido en empresas financieras que administran un negocio llamado futbol profesional, pero que en la realidad, ha relegado los valores deportivos y el alma misma de este bellísimo deporte hasta prácticamente ignorarlos y enterrarlos.

Estas agencias financieras, mal llamadas federaciones de futbol, se encargan y viven exclusivamente de promover torneos, torneítos y torneotes de todo tipo, color y sabor. Han saturado el mundo de juegos de todo calibre y están tan inmersos en sus proyectos financieros que han olvidado el alma misma del deporte que origina este inacabable entusiasmo y esa infinita afición que gusta del futbol.

Me queda claro que los dueños del balón han sabido sacarle jugo al futbol hasta convertirlo en uno de los negocios más lucrativos del planeta, pero también me queda claro que lo han hecho a cualquier costo, y pisoteando cualquier normatividad y reglamentación moral y ética, lo que incluso, pone en riesgo su pingüe negocio.

PD. Pobre futbol, cuántos sacrilegios y agresiones se han cometido en tu nombre.  

 

carlos.albert@milenio.com

twitter@calbert57