Juego limpio

Pachuca, ¿digno campeón?

¿Cómo explicarlo, qué argumentos se pueden implementar, cómo tratar de explicarle a los aficionados algo que no tiene un respaldo lógico ni justo, ni deportivo?

Imposible negar que el Pachuca es el campeón de Liga, imposible negar que el marcador así lo señala y que así quedará plasmado en los archivos de la Liga “Muy X”.

Sin embargo, yo sigo pensando que este sistema de Liguilla se juega con tres formatos diferentes y tres reglamentos distintos “en el mismo torneo”.

1. Durante el torneo llamado regular, los equipos “ganan puntos” por juego ganado (3) o empatado (1).

2. En la Liguilla se le dan valor a los goles anotados como visitante y además, en caso de empate, se juegan tiempos extra y se lanzan penaltis para definirlos.

3. En los dos juegos que definen el campeonato ya no cuentan doble los goles de visitante. Esto da lugar a que sucedan cosas como la que vimos ayer en Monterrey, en donde el equipo que descaradamente salió a no jugar, que se mostró incluso miedoso, que se dedicó a hacer tiempo desde el primer segundo de juego consumiendo el reloj de forma descarada; el equipo que tuvo en el Conejo Pérez a su portero milagroso como elemento que los mantuvo vivos, y que en un descuido del rival en el último segundo de juego… ganó el título.

Aclaro, esto no es responsabilidad del Pachuca, lo mismo estaría yo opinando si las circunstancias se hubiesen dado a la inversa, lo que critico convencido, es ese sistema de incompetencia que no solo permite, sino incluso empuja a los equipos “a no jugar”. Los ayuda cuando solo se muestran “cancheros”, cuando su misión en la cancha solo es la de manejar el reloj y consumir tiempo durante 95 minutos.

Seamos sinceros, el portero del Monterrey se pudo haber quedado en el vestidor y no pasaba nada, y por otro lado, tuvimos un portero que se convierte en factor milagroso. Pero también sé que en este bello deporte, hay otros valores como el amor propio, la dignidad profesional y el respeto al aficionado mediante un afán para competir y no para especular con más miedo que calidad, temas que me parece fueron olvidados por el Pachuca.

PD. Perdón, pero no me sale felicitar al Pachuca.  

carlos.albert@milenio.com

twitter@calbert57