Juego limpio

Los Oscar… del futbol

Ladrona de libros. Esa taruga secretaria de la FMF que es la responsable de todas las mañas, artimañas, y errores realmente trascendentes que se cometen con tanta frecuencia en  esa entidad federativa

Gravedad cero. Decio de María quien se la pasa flotando alrededor del planeta sin poner los pies en la tierra y sin dar golpe, rebotando en todos lados.

12 años esclavo. Los futbolistas profesionales mexicanos que han aceptado esa calidad de esclavos sin chistar ni mover un dedo en su calidad de esclavos del siglo XXI… Dignidad para qué te quiero.

El club de los desahuciados. Los técnicos de futbol en México, quienes ya forman un club muy bien organizado, simplemente se forman en línea cuando los corren y poco a poco van agarrando chamba otra vez en la misma Liga y a veces hasta en el mismo equipo que los acaba de despedir.

El sobreviviente. Quién otro que Oswaldo Sánchez. Ha sobrevivido varias generaciones de jugadores, técnicos, directivos y federativos  y ahí sigue fresco como lechuga.

Escándalo americano. El futbol mexicano y sus permanentes mugreros de todo tipo: político, económico, financiero, jurídico, deportivo, ético, reglamentario, etc.

Las vueltas del destino. Pumas, ayer (hace tres semanas) en la lona, criticado por todo mundo, sus directivos y cuerpo técnico pendientes de un hilo, hoy, en los primeros lugares de la tabla y recibiendo aplausos.

El lobo de Wall Street. Grupo Carso, comprando franquicias profesionales de futbol, y convenios de transmisión de juegos por tv… Más lo que se acumule.

El mejor actor de reparto. Sambueza, cada día más experto en clavados y maromas en la cancha.

El mejor guión. Las peroratas de Decio de María que no dicen nunca nada, por lo menos nada cierto ni congruente.

El mejor vestuario. Roberto Matosas, siempre a la moda sin caer en exageraciones ni fachas.

El mejor guión original. El de Carlitos Vela, a quien sus representantes le dictaron unas líneas para repetirlas al pie de la letra y ni así pudo explicar su mediocridad profesional.

Mejor maquillaje y peinado. Jonathan Orozco y Duvier Riascos, respectivamente.

PD. NO, POSÍ.

carlos.albert@milenio.com

twitter@calbert57