Juego limpio

Mitos y realidades de la Liga “Muy X”

Escondido de los medios, Decio de María solo da la cara cuando le es indispensable o casi obligatorio, situación que si las cosas marcharan muy bien se le agradecería, pero que en las circunstancias de mediocridad, violencia, inestabilidad y deterioro de su mentada Liga, no se puede entender y menos aceptar. Decio de María tiene que armarse de valor para explicar muchos asuntos turbios en un negocio que le guste o no, está regido por nuestra Constitución en el capítulo de espectáculos públicos, porque lo acepte o no, involucra a los aficionados.

¿Dónde está Decio de María ahora que se vivió en el torneo ooooooottrraaa jornada de violencia y arbitrajes hasta sospechosos?... Está en su oficina jugándole al Tío Lolo.

Por más que nos quieran tomar el pelo con el cuento de que este final de torneo está muy emocionante, lo cierto es que el nivel de calidad de nuestro futbol va en picada, cada día con más naturalizados y con menos goleadores nacidos en México, cada día con más equipos amalgamados a la baja, con asuntos turbios por doquier, con manejos sucios en las comisiones de la FMF, con influencias extrañas y ajenas a lo deportivo, y así como hoy, la disputa por el poder brota y salta en la Comisión de Arbitraje. La realidad ya la conocemos todos, es que en la FMF y en la Liga “Muy X”, todo, absolutamente todo, se arregla con golpes bajos, influencias y poder mediático.

Ni una méndiga palabra de la brutal violencia que vivió esta semana el futbol mexicano en CU y en Tijuana entre las mentadas barras, en ambos casos vimos a los heridos, golpeados, tirados inconscientes, conmocionados y noqueados. En el de Xolos, también hubo mandarriazos entre futbolistas en la cancha, Saucedo por un lado y Vilar por el otro, y hasta Tomás Boy soltó golpes.

Pero hasta hoy, Decio de María no dice nada de toda esta violencia, como si ignorándola dejara de existir.

PD. Cómo tendrá la conciencia Decio de María.

carlos.albert@milenio.com

twitter@calbert57