Juego limpio

Miguel Herrera -versus- el "Piojo"

A falta de virtudes o calidad de nuestra mentada selección nacional, ante la carencia de material importante o interesante que comentar en torno al Tri, la figura del técnico nacional sigue siendo el centro de atención, y ahí nos topamos con un análisis superficial, pero al mismo tiempo muy claro, el desdoblamiento de la personalidad de nuestro técnico nacional: por un lado: Miguel Herrera, el analista táctico que sabe ver futbol con destreza, que plantea los juegos y sabe modificarlos (aún cometiendo errores como todo ser humano), que se planta frente a los medios y da la cara en todo tipo de resultados, cumpliendo con esa obligación ética de un técnico de selección nacional, etc., y por otro lado, aparece el Piojo Herrera, sobreactuado, áspero, enojón, y por momentos, fuera de lugar.

Entiendo que ese puesto exige de características muy especiales, es necesario un temple por arriba del promedio, se necesita un temperamento a prueba de tontos, ingenuos, villamelones, mal nacidos, babosos, etc., asunto que obviamente no es fácil bajo ningún concepto… Pero, todo ello viene con el puesto y el paquete de “técnico nacional”, y quienes estamos en este medio lo sabemos “desdendenantes”, incluyendo al mismísimo Miguel Herrera, así que por mi parte, respetuosamente, me gustaría que cada día tuviéramos más Migueles y menos Piojos. En ese sentido sigo agradeciendo a Miguel su disposición para dar la cara siempre, pero sigo deseando que el Piojo se pula, es importante que la parte gris del técnico nacional se ilumine.

Escudarse en un “así soy” no justifica muchos de sus desplantes y modos. Un líder no es mejor porque chifla más fuerte o hace más gestos y caras desde la banca, o por ser el ajonjolí de todos los moles, tampoco el que se bronquea con los rivales y mucho menos el que cree que resulta conveniente encontrar excusas varias cada vez que se pierde o empata un juego, en lugar de ofrecer explicaciones, actos de contrición y autocrítica seria.

PD. Cuando Miguel (fondo) se imponga claramente al Piojo (forma), acabaremos teniendo un excelente técnico nacional.

carlos.albert@milenio.com

twitter@calbert57