Juego limpio

Una Liguilla a la baja

Gracias por todo Don Roberto Gómez Bolaños. Un abrazo a su familia.

 

Eso fue lo que vi en esta fase irónicamente bautizada como la fiesta grande del futbol mexicano, salvo los últimos 60 minutos del Monterrey-Atlas, el resto de los juegos fueron un compendio de conformismo y poca calidad deportiva, así que de “fiesta”, nada, y de “grande” menos.

Patético ver a esos equipos dizque dando su mejor esfuerzo para seguir con posibilidades de alcanzar el título… Qué ciegos deben estar quienes no aceptan que día con día la mentada Liga “Muy X” pierde calidad y atractivo, ya ni siquiera tienen buenas entradas en la Liguilla, salvo excepciones muy marcadas que en honor a la verdad, no son taquillas generadas por la situación actual de los equipos, sino por algunas rivalidades añejas y forjadas en base a temas inherentes al pasado.

Ni Pumas, Tigres, Toluca, Pachuca o León, mostraron ese deseo para aprovechar este sistema de incompetencia que les brinda oportunidades inmerecidas para recomponer sus mediocres torneos, y no hablo del América porque aunque efectivamente no está jugando a nada de nada, al final del camino ese fue el equipo que a lo largo del torneo llamado “regular” y en un campeonato serio y ético, merecía el titulo. Tampoco de Monterrey o Atlas, porque esos dos cuadros, por lo menos, nos dieron una probadita de interés por ganar en su segundo juego celebrado ayer; el resto de la Liguilla fue un fraude deportivo.

El colado a la segunda fase de la Liguilla fue el Monterrey que eliminó al Atlas, equipo que sigue rodando sin capitalizar nada bueno desde hace varios lustros; los otros tres mantuvieron su presencia en la Liguilla merced al reglamento de competencia, que en uno de sus criterios de desempate, favorece al equipos que mejor termine el torneo en la tabla general, y esos fueron: América, Toluca y Tigres. Así, que tomando en cuenta que se enfrentarán América contra Monterrey y Tigres contra Toluca, existe la posibilidad de ver una final regiomontana, lo que sería extraordinario para esa afición que durante tantos años se ha caracterizado por ser la mejor de nuestro futbol.

PD. Aunque les duela y mientan en la tv, Chespirito era necaxista.  

 

carlos.albert@milenio.com

twitter@calbert57