Juego limpio

Infantino enseña el cobre

Efectivamente, el nuevo presidente de FIFA Gianni Infantino, insiste en organizar los próximos Mundiales con 48 selecciones nacionales, con el prurito de que “no hay que negarle esta fiesta del futbol a tantas naciones”. La verdad la conocemos todos… Infantino busca más y más ingresos, más negocio, es el clásico dirigente que en su vida ha jugado un torneo profesional con todas las exigencias que en la actualidad conlleva este deporte, exigencias no solo físicas, sino mentales, psicológicas, anímicas, la problemática del reducido tiempo que los futbolistas, especialmente los seleccionados, disponen para compartir con sus familias, etc.

Todo se reduce al signo de $, el ser humano no importa, se trata de exprimir al aficionado y al futbolista, y si para ello se requieren más torneos y más competencias, lo más fácil es organizarlos y bautizarlos con nombres que impresionen y qué mejor ejemplo que utilizar un “Campeonato Mundial” como muestra de esa imbecilidad directiva,

Este es un tema que se ha ventilado desde hace muchos años, y pensaba yo, que con la caída de Blatter esto cambiaría, lamentablemente veo que este es un mal endémico que afecta a todos los directivos, finalmente el ofrecer y prometer más torneos, más competencias, más juegos, solo afecta y daña al futbolista.

¿No ha notado usted como día con día vemos a más futbolistas lesionados y lastimados, con caretas protectoras, con vendajes aparatosos, cada día más operaciones de rodilla, de tobillo, etc? Eso no es casualidad, es el resultado de una sobre explotación de su físico, que entre prácticas, juegos oficiales, amistosos con su equipo y con la selección, acaban irremediablemente “rotos” y agotados mentalmente.

Ya no caben más competencias y tampoco más competidores, la FIFA es la que debería entender su papel de salvaguarda de este deporte y de su espectáculo, y sin embargo, al parecer es la instancia que menos entiende de este tema, les resulta muy normal ver pasar futbolistas lesionados y aficionados decepcionados por la disparidad de fuerzas.

PD. Están matando a la gallina de los huevos de oro. 

carlos.albert@milenio.com

twitter@calbert57