Juego limpio

Héroes… con un solo centro

Lo que vimos en Miami no fue nada más que un fraude, fue una venta de litros de 500 mililitros, kilos de 500 gramos... un atraco en despoblado, un robo perpetrado a la luz del sol y sin remordimiento alguno... fue tan obvio, que en esta ocasión ni siquiera la famosa nostalgia llevó gente al estadio y por ello vimos una entrada francamente pobre en comparación a las que nos tiene acostumbrado el Tricolor, solo 18 mil personas.

Si acaso hay que aplaudir a alguien después de lo que vimos, es a los juveniles futbolistas de Senegal, que brindaron una exhibición respetable, el resto fue basura, incluyendo los supuestos descubrimientos de Osorio, quien muy en su papel, tuvo que salir a decir que estaba muy satisfecho y que creía que todos los enlistados tenían calidad para estar en la selección mayor... obvio no le quedaba más que decir eso para encontrarle justificación a todo y a todos.

Cuando el obstáculo a vencer es pequeñito, el mérito es proporcionalmente pequeñito, y eso fue lo que se obtuvo de este bodrio, un triunfo pequeñito y absurdo.

HASTA YO PUEDO MANDAR UN CENTRO BUENO

Nada de qué presumir y mucho de qué preocuparse. Y por amor de Dios, antes de aplaudir y exagerar con la aparición de Cándido, recordemos que el muchacho no ha logrado nada de nada, tan solo envió un centro... repito, mandó un centro... sí, uno solo... un centro con el que se consiguió una anotación... pero, ¿acaso por enviar un centro hay que ponerlo en un nicho? Por favor, déjense de estupideces, por eso estamos como estamos... ¿Ahora resulta que Osorio ya encontró su solución por la banda izquierda? ¿Por un pinchurriento centro? No, posí, vaya pobreza y triste concepto en el que tenemos al Tri, que con un solo centro se convierte uno en el salvador de nuestro futbol, y que conste que nada tengo contra este joven futbolista que cumplió y está trabajando bien; nada que ver con él... La bronca es con este ambiente de mediocridad que prevalece en el medio, somos tan poca cosa, que alguien se puede convertir en héroe con un solo centro bien rematado.

PD. Lo mismo de siempre, kilos de 500 gramos.

carlos.albert@milenio.com
twitter@calbert57