Juego limpio

Gran triunfo del Atlas

Que derrotó 1-0 como visitante al Atlético Mineiro.

Baste recordar que este equipo brasileño no había perdido como local en el marco de la Libertadores desde hace mas de 35 años, y que además hace dos años fue el campeón de este torneo, así que vale la pena dimensionar bien este triunfo atlista y felicitarlos.

Por otra parte, Tomás Boy decidió dejar en Sudamérica, concretamente en Chile, a 8 de sus jugadores con objeto de no castigarlos físicamente con dos larguísimos viajes: el regreso de Brasil a México, e inmediatamente el que hará el equipo a Chile para seguir disputando la Copa libertadores en próximos días, decisión que me parece arriesgada ya que en el torneo mexicano, enfrentarán con un equipo alternativo a un Veracruz crecido… Ya veremos qué pasa, pero aunque arriesgada, me parece una maniobra adecuada y bien medida por Boy.

AHÍ LE HABLAN A LA LIGA “MUY X” Y AL GOBIERNO

Resulta que el gobierno de Grecia anunció la suspensión de los partidos de la Primera División de este fin de semana, mientras decide qué medidas tomar tras los incidentes violentos de los aficionados en el juego Panathinaikos y el Olympiakos.

Qué bueno que en Grecia el gobierno entiende que no se puede permitir ese tipo de conductas en ningún lado y menos en un estadio deportivo, ya basta de ensuciar y tomar al futbol como pretexto para actitudes y conductas violentas… Así y solo así, con este tipo de decisiones claras y contundentes, sin miramientos ni dudas, es como se podrá calmar a los violentos disfrazados de aficionados, y devolverle al futbol su calidad de espectáculo familiar, a grandes males, grandes remedios.

En Grecia existe un gobierno consciente y honesto que entiende del tema, un gobierno que no antepone los intereses de las televisoras ni de sus cuates de la Federación a la hora de calificar la falta y poner una sanción adecuada, un gobierno que sabe de sus obligaciones y responsabilidades para con el pueblo, y que no está comprometido ni le rinde pleitesía a los medios de comunicación, un gobierno que razona con la lógica democrática y no bajo la presión del dinero y las fuerzas fácticas.

PD. Qué envidia.  

 

carlos.albert@milenio.com

twitter@calbert57