Juego limpio

¿Excelente noticia?

Si… y solo sí el señor Gustavo Guzmán dice la verdad, cosa que hasta este momento no he podido confirmar, en sentido de que los barristas (porros) atlistas han sido encarcelados sin derecho a fianza por los desmanes y delitos cometidos en el Estadio Jalisco, en el juego frente a Chivas. Estaríamos ante una gran noticia sin precedentes, y se abriría la posibilidad de que finalmente, esos grupúsculos amafiados pudieran ser marginados del espectáculo futbolístico de manera radical y frontal, en serio, si la noticia tiene sustento, habríamos llegado al punto inicial de la verdadera batalla para sanear al futbol mexicano.

Por otro lado, también es muy importante conocer los alcances reales de estas sanciones judiciales, porque según entendí, para que esto sucediera hubo apego a las leyes “ya existentes”, con lo que quedaría comprobadísimo, que si anteriormente ningún equipo utilizó estas leyes, fue por negligencia, y no como tanto nos decían, ”porque no hubieran existido leyes verdaderamente útiles en este tipo de asuntos”… Tan existían dichas leyes, que aquí está la prueba, el Atlas las desempolvó, y con base en ellas, logró encarcelar a estos tipejos… Obviamente, hoy sabemos que todos los equipos que se escondían detrás del pretexto de falta de legislación al respecto, nos engañaban y preferían darle la vuelta a este tema candente y delicado.

Finalmente ya se tiene el precedente, y ahora ya no tendrán los equipos ningún pretexto cuando se repitiese este delicado tema de invasión de cancha o violencia en tribunas, etc.

SÍ SE PUEDE

Ese era el clamor… Dejen de jugarle al Tío Lolo, anímense a poner soluciones drásticas y definitivas, necesitamos castigos y sanciones realmente enérgicas y firmes… Ya basta de pagar 50 pesos y salir sin problema de los separos para regresar al juego siguiente para hacer lo mismo… Es urgente aplicar castigos ejemplares, por lo que, de ser cierto lo dicho por la directiva del Atlas, no me quedaría más que felicitarlos por su conciencia deportiva… Ahora sí, a cuidarse porros y barras violentas, pueden acabar en la cárcel y pasarse ahí varios años.

PD. Ya le pusieron el cascabel al gato.   

 

carlos.albert@milenio.com

twitter@calbert57