Juego limpio

Dorados y Chivas, dos fracasos diferentes

Equipos como Dorados, inocuos, incoloros, insípidos, grises y opacos, le hacen mucho daño al futbol profesional, especialmente en este futbol mexicano tan valemadrista y sin rumbo.

¿Qué se puede esperar de un equipo al que la vale madres descender o quedarse en Primera División? Y no solo eso, a veces parecería que prefiere ubicarse en la división de ascenso para estar más cómodo.

Me parece que a estas alturas, cuando apenas inicia la temporada, ya nadie duda que el equipo que descenderá es el de Dorados, y eso es una pésima señal en muchos sentidos, ya que los equipos que por su escasa puntuación deberían estar ocupados y preocupados tratando de salirse de esa zona, buscando a toda costa salvarse, y por lo tanto, jugando sus partidos a muerte, al darse cuenta de que ya existe “un seguro de vida”(como en esta ocasión Dorados), simplemente aflojan y juegan a lo que sea, en perjuicio de los aficionados que están pagando supuestamente por un juego entre profesionales y acaban viendo una mamarrachada sin pies ni cabeza.

¿Y LAS CHIVAS, “APÁ”?

Bien, gracias. Jugando a nada de nada, escondiendo sus miserias con pretextos mil, sin querer reconocer que son solo ellos los responsables de su debacle, moviéndose como Chivas en vitrina rompiendo todo a su paso, incluso su historia y reputación, y ahora también, a manos de un “aparecido” como Higuera, que en apariencia, es quien está tomando las decisiones en lo que Vergara se repone de sus problemas familiares, jurídicos y comerciales. Chivas va en picada, pero precisamente por lo que hablamos líneas arriba la lleva tranquila porque ahí está Dorados como cheque al portador, pero en realidad, con toda proporción guardada, aunque la bronca porcentual es de Dorados, la bronca moral y la deuda histórica es de Chivas, equipo que está defraudando a millones de seguidores que ven cómo se desmorona su equipo por la falta de inteligencia y voluntad de Jorge Vergara, un tipo sin arraigo alguno con el Guadalajara, un empresario del montón y arribista en el ámbito del futbol.

PD. Es lo mismo, pero no es igual.  

 

carlos.albert@milenio.com

twitter@calbert57