Juego limpio

Por Dios…

¿No habrá alguien entre toda la runfla de federativos, directivos o dueños en el futbol profesional mexicano que tenga una pizca de inteligencia, alguien que tenga un mínimo de memoria?, ¿cómo es posible que en este 2014 se vuelvan a cometer los mismos errores históricamente documentados en los últimos 40 años, y a reciclar las mismas tonterías que han llevado a nuestro futbol a un nivel de mediocridad jamás visto?, ¿qué tiene que pasar en nuestro futbol para que los dueños, directivos y federativos entiendan la raíz del problemón que ellos y solo ellos han ocasionado?

NATURALIZADOS Y EXTRANJEROS

Decio concluye que la mediocridad de nuestro futbol es producto de la mediocridad del futbolista mexicano, que solo con jugadores naturalizados mejorará la calidad de nuestro futbol… “Ni aunque todos los equipos jugaran con puros nacidos en México todo el torneo… Mejoraría el Tri”. O sea, según Decio de María, el futbolista mexicano por nacimiento es un pobre imbécil, fracasado, mediocre y perdedor, por lo que ya es hora de que la Liga “Muy X” reciba con beneplácito a todos esos grandiosos jugadores extranjeros y naturalizados que llegarán a mejorar y salvar el torneo que él preside… No, posí.

Así que ya lo saben, gracias a esta medida propuesta por Decio de María, el final de la mediocridad de nuestro futbol profesional está por terminar, podremos ver a muchos equipos con planteles de 11 naturalizados y extranjeros en la cancha, y eso servirá para que la calidad se eleve hasta donde los mexicanitos mediocres y limitados no lo han podido hacer… Que con su pan se lo coman los dueños de este espectáculo profesional, increíble que en ese crisol de extraordinarios empresarios y visionarios hombres de empresa mexicanos, no haya uno solo que se dé cuanta del pecado capital que están por implementar en contra de sus intereses.

PD. Pero qué podemos esperar de quienes manejan y administran nuestro futbol, si en esferas mucho más trascendentales y vitales para el futuro de nuestro país, vivimos una época de entreguismo económico y patrimonial inconcebible, cínica, y triste.  

carlos.albert@milenio.com

twitter@calbert57