Juego limpio

Concacaf, la peor zona futbolística del mundo

Y el arbitraje no es la excepción, pocas veces he visto una decisión tan burda y asquerosa como la que tomó el árbitro Walter López de Guatemala, del encuentro entre México y Costa Rica. Marcar un penalti, restando en el reloj un segundo del segundo tiempo extra, es decir, después de más de 120 minutos de esfuerzos físicos y mentales, después de haber corrido más de 2 horas en el marco de un clima inclemente de mas de 30 grados, es una falta de respeto terrible para el esfuerzo de los futbolistas y para este deporte.

Lo mismo estuviera diciendo si el imbécil árbitro hubiese pitado ese penalti en contra del Tri, no se vale terminar un juego tan reñido y tan importante de esa forma los futbolistas de ambos equipos que ayer dieron una muestra de pundonor y entrega; independientemente de  si jugaron bien, mal, o regular, merecían que su esfuerzo tuviera un final diferente.

Cierto que el Tri fue el mejor durante casi todo el juego y cierto que ese marcador refleja un triunfo estadístico justo, pero también es cierto que, esta ha sido una de las victorias mas sucias que ha obtenido el Tri, a tal grado, que hasta me atrevo a pensar que este remedo de árbitro, salió “tocado por la mano de los concacafos”.

Lamento mucho que nuestra selección esté metida en este tema, porque opinar libremente del mismo, resulta muy difícil, pero me respeto y los respeto a ustedes amigos lectores y ni modo, al César lo del César… el árbitro nos regaló este triunfo.

Y pasando a lo verdaderamente importante…

Hay que decir que nuestra selección sigue sin jugar bien, sigue haciendo agua y mostrando un nivel frágil y un andamiaje muy flojito, seguimos fallando brutalmente y no olvidemos que ellos tuvieron también oportunidades claras; seguimos siendo un equipo que no juega bien y mucho menos con idea y prestancia, tan es así que llegamos hasta el último aliento de vida de los tiempos extra empatados con los ticos.

Esta Copa Oro, ha sido un torneo bastante chafa y el Tri no se salva, háganle como quieran, griten cuanto quieran, pero hasta hoy el Tri de Miguel Herrera es un ente sin calidad ni consistencia

PD. Q.P.M. Señor árbitro, qué falta der respeto para el futbol.  

 

carlos.albert@milenio.com

twitter@calbert57