Juego limpio

Coman… ¿frutas y verduras?

Esta es una frase acuñada por el lado simpático del Temo, obviamente como parte de tantas mentiras que distribuyó a lo largo de su eterna carrera como futbolista profesional, porque en este sentido, todo el mundo sabe que lo que menos come este político en ciernes son frutas y verduras, lo suyo lo suyo es la botanita bien acompañada por aperitivos destilados y añejados… o a la inversa.

Reconozco que a lo largo de 22 años de carrera, el Temo nos brindó muchos paisajes de gran calidad futbolística, mismos que en su momento le fueron reconocidos y aplaudidos a rabiar, pero lo que no puedo evitar en un análisis más completo, es olvidar la otra parte de este personaje, por ejemplo, su grave complejo de inferioridad, su indisciplina, sus desplantes de nulo profesionalismo, sus pésimos ejemplos como figura deportiva abandonado al desmadre, sus pasajes de Don Juan barato, sus escapadas y sus parrandas sin freno, su valemadrismo profesional… Curiosamente, situaciones, acciones y pasajes, que le dieron ese toque de ídolo popular.

Efectivamente, el Temo llegó a ser lo que es, porque conjugó de maravilla esas características que forjan a los ídolos mexicanos. Esa mezcla de éxito deportivo con alcohol, poca cultura general, mujeres e indisciplina descarada… Sumado esto, a ese toque de léxico picante y desenfadado, esa forma de comunicarse siempre con aderezos como: cabrones, pendejos, pinches, etc.

Siempre pensé que el Temo debería haberse retirado a tiempo, sin embargo, el $abra por qué no lo hizo y prefirió seguir exprimiendo su carismática personalidad arrastrando la cobija en equipos de $egunda.

GENIO Y FIGURA

Y obvio, como no lo alinearon desde el inicio en la final, Temo se retira mintiendo y señalando al dueño del equipo “por haber obligado al técnico para que cambiara la alineación del juego por la final de Copa”, asunto mentiroso y utilizado por este “valemadrista-neopolítico” para conseguir menciones y comentarios en su etapa como candidato.

PD. Y a todo esto, ¿qué culpa tiene Cuernavaca como para arriesgarla a depender de un personaje así?... Por eso estamos como estamos.

 

carlos.albert@milenio.com

twitter@calbert57