Juego limpio

Chivas TV, la cara de...

Aunque a ciertas personas aparentemente les funcionó bien la compra de la señal de Chivas Tv, la realidad es que a la gran mayoría les quedó a deber mucho, y en varios sentidos: mal audio, mal video, mala calidad de imagen, etcétera.

No sé si con el tiempo esos garrafales errores se podrán ir eliminando y quizá hasta lleguen a tener una transmisión profesional, ese no es el tema.

El asunto es que muy a su estilo, abusivo y repetidamente irrespetuoso con la gente y las instituciones, Jorge Vergara, y su nuevo colaborador, un tal Higuera, vendieron un producto incompleto, defectuoso, inacabado, sin control de calidad, mal terminado y eso aquí y en China se llama fraude.

Son muchos los que se quejan de la pésima calidad de esa transmisión y lo malo de esto es que esas personas ya pagaron por ese servicio que, obviamente, no cumplió con lo ofrecido.

Y conociendo a Vergara y a Higuera, me queda claro que lo que están haciendo es aprovecharse de la afición que ya pagó por ver el juego, para utilizar ese dinero y financiar todo tipo de pruebas; es decir, creo que están financiando con dinero del aficionado, las pruebas para mejorar algo que precisamente ya debería estar probado antes de salir a la venta.

No me imagino que esos “polvitos semimágicos” que vende Vergara, salgan a la venta sin antes haber pasado por un proceso de control de calidad, o incluso aprobado por el gobierno a través de sus instancias, no creo que el dueño de Chivas se atreva a sacar  “cremitas mágicas”, a medio investigar, entonces, por qué se atreve a faltarle el respeto a la afición que creyó en él y compró una transmisión supuestamente probada, pero en lugar de ello, llena de errores, verdaderamente insultante y claramente en un proceso inacabado.

Así se hizo Vergara de Chivas, así tranzó a los socios, y por lo visto así también ha engañado a los ingenuos que le pagaron una muy buena lana para ver una transmisión dizque profesional.

PD. Puro atole con el dedo, ¿pero saben qué?,  la culpa no es de él, si no de quienes ya lo conocen y le siguen creyendo.  

carlos.albert@milenio.com

twitter@calbert57