Juego limpio

Ni muy muy, ni tan tan

El tema del excesivo número de futbolistas no nacidos en México, es y seguirá siendo reiterativo y frecuente mientras no se le ponga un remedio salomónico y congruente, el del numero de futbolistas no nacidos en México que pululan en nuestra Liga, obviamente cada día menos X, y lo triste del asunto es que aunque la respuesta al tema está a la vista de todo mundo, los responsables de estudiarlo, analizarlo y tomar decisiones congruentes e inteligentes, siguen nadando de muertito por así convenir a sus intereses particulares... ¿Cuál es esa respuesta tan obvia?... Control de futbolistas no nacidos en México, ¿en verdad alguien no entiende que a mayor numero de futbolistas nacidos en México, la selección nacional mejoraría ostensiblemente su calidad al tener un mayor número de futbolistas de donde escoger? Es cuestión de aritmética simple.

Yo creo que efectivamente, la contratación de futbolistas no nacidos en México puede mejorar la calidad de los equipos y por ende, la calidad de la Liga, pero condicionado a que éstos sean futbolistas de calidad y lleguen en un buen momento, aunque también sé, que si con este argumento se abre la llave sin medida, los jóvenes futbolistas mexicanos nunca de los nunca podrán llegar a crecer ni tendrán la oportunidad de mostrarse con todas sus virtudes.

LA SOLUCIÓN...

A este tema es muy sencilla... Ni muy muy, ni tan tan, hay que buscar la justa medida para que los dueños del negocio puedan contratar extranjeros, pero limitando su número, y por otro lado, obligar a los dueños a promover nuevas figuras nacionales. Sé que esto es muy factible, siempre y cuando los dueños del balón le dediquen cinco minutos para ponerse de acuerdo, y quizá, lo más difícil, no permitir que los representantes voraces en complicidad y sociedad con muchísimos directivos y técnicos, tengan en los equipos mexicanos su gran negocio…

No se trata de cerrar la puerta a los no nacidos en México, pero tampoco de cerrárselas a los jóvenes futbolistas mexicanos.

PD. México (primero) para los mexicanos. 

 

carlos.albert@milenio.com

twitter@calbert57