Juego limpio

¿Desde cuándo…

Juegan futbol de alto nivel los islandeses?... ¿Desde cuándo tienen una selección profesional?… ¿Desde cuándo compiten en Europa?... ¿Desde cuándo tienen una Liga profesional?… ¿Desde cuándo y cómo se las arreglan para formar una selección nacional?… ¿Cómo se las ingenian para mantenerse en nivel competitivo si su pequeñísimo país (350 mil) vive inviernos eternos?...

Todo esto lo pregunto sin el menor deseo de ofenderlos, por el contrario, lo hago precisamente para destacar su enorme mérito, lo subrayo intencionadamente para promover una reflexión que pase por todo el escándalo que armamos los mexicanos con cada lista de cada selección nacional… que por qué éste y no el otro… que fulanito ya no quiere venir al Tri, que el técnico será de casa… que siempre no, que será extranjero… qué diferencia Dios mío.

Los islandeses pasan las de Caín para reunir a 25 futolistas, y sin embargo, al final del camino, ellos sin tanto ruido ni tanto aspaviento, se dan el lujo de eliminar de la Euro a Inglaterra… y mientras tanto, nuestro “cacaraqueado” Tri, es humillado, arrastrado, exhibido y maltratado por los chilenos… ¿Y Juan Cambios Osorio?... Bien, gracias. Escondido, dizque estudiando y recapacitando el porqué tan grande ridículo, sacando cuadrantes y vértices a lo tarugo, incapaz de dar la cara, escondido como los avestruces.

Les recuerdo a los señores Decio de María, Guillermo Cantú, Santiango Baños y Juan Carlos Osorio que les guste o no, les parezca o no, lo admitan o no, el aficionado es parte viva y fundamental del espectáculo del futbol profesional, el espectador merece respeto, es con su dinero con el que mantienen vivo este espectáculo, tanto en los estadios como a través de los medios de comunicación. El aficionado merece respeto y lo menos que espera es que ante una catástrofe como esa vergonzante derrota ante Chile, los responsables salgan a dar la cara y ofrezcan una explicación… El aficionado no es un ente sin derechos, el aficionado es fundamental en todo este desmadrito llamado futbol profesional, y por lo tanto, la actitud de Osorio Y compañía me parece un ultraje y una terrible falta de respeto para todos ellos.

PD. Que con su pan se lo coman.  

carlos.albert@milenio.com

twitter@calbert57