Juego limpio

Árbitros agachones

Fueron unánimes las críticas generalizadas que la prensa especializada dedicó al respecto del pésimo arbitraje de la jornada anterior… Eso fue de vergüenza.

Y aprovecho el momento para insistir en este asunto del mediocre arbitraje mexicano.

Creo que nuestro arbitraje no mejorará jamás de los jamases, mientras no se decida a independizarse y a trabajar en forma autónoma… No es tan fácil decir  ponemos a Codesal y asunto resuelto.

Les garantizo que con estos mismos árbitros, nuestro futbol tendría un arbitraje muy bueno, pero es indispensable que su administración interna y su calidad profesional, se mantenga autónoma e independiente de la FMF. Eso es todo, no es cuestión de personalidad ni falta de conocimientos, para nada, el tema pasa por la sumisión administrativa y económica que los mantiene como sujetos dependientes de la FMF en todos los órdenes de su profesión.

Para decirlo claramente, hoy por hoy, los árbitros mexicanos son esclavos de la FMF, los tienen sometidos y controlados, están a las órdenes de los patrones y se mueven al son que les tocan, viven, cuando no asustados, sí alineados, saben que sus actuaciones no son evaluadas desde el punto de vista de sus conocimientos y su trabajo en cancha, conocen muy bien ese código no escrito que permea en su trabajo y que instintivamente los lleva, no por donde les marca el reglamento, sino por donde “presumen y entienden” les conviene a los dueños del balón, y no es algo que hagan intencionadamente todo el tiempo, es un acto reflejo de supervivencia profesional, que les permite asegurar su trabajo y su crecimiento en el arbitraje.

Por eso insisto, hasta que el arbitraje mexicano no se independice y sea autónomo, ni Codesal ni nadie logrará mejorar el mediocre y tendencioso trabajo del arbitraje mexicano.

Son unos agachones, y están sometidos por su miedo y falta de dignidad. Qué pena, pero así está el asunto, conocen el reglamento a la perfección, lo que no conocen es la dignidad y la ética profesional, y así, ni hablar de mejoría

PD. Ni modo, les llegaron al precio.   

 

carlos.albert@milenio.com

twitter@calbert57